El complejo volcánico Nevados de Chillán, en la región chilena del Ñuble, registró en los últimos tres días cuatro eventos explosivos, aunque se descarta una erupción mayor, explicó el Servicio Nacional de Geología y Minería.
La zona volcánica está situada a unos 420 kilómetros al sur de Santiago, donde el mes de julio registró un aumento de su actividad que se mantuvo estable hasta septiembre.

La zona volcánica está situada a unos 420 kilómetros al sur de Santiago, donde el mes de julio registró un aumento de su actividad que se mantuvo estable hasta septiembre.
El último de estos eventos explosivos se produjo el domingo, asociado, según explicaron las autoridades, a la ocurrencia de un sismo relacionado con la dinámica de flujos en el interior del sistema volcánico.

La explosión permitió la observación de incandescencia, registrada por las cámaras térmicas que monitorean los 18 volcanes que componen Nevados de Chillán. Además, según el informe del Servicio Geológico de Chile, dicha incandescencia estuvo asociada a una emisión de gas y material piroclástico de alta temperatura.

El material quedó depositado en el área cercana al cráter activo, lo que permite, a juicio de los expertos, inferir una destrucción del domo anidado en el interior del cono.

Los Nevados del Chillán se mantiene en alerta desde el 31 de diciembre del 2015 y está situado en una zona de alta afluencia de turistas atraídos por centros de deportes invernales, tiene una altitud máxima de 3.212 metros y es uno de los más activos de Chile.