En Estados Unidos el 66% de los jóvenes cree que la Tierra es redonda y nueve de cada diez "tienen dudas".
terraplanismo
© Pixabay/CC/qimono
Amanecer desde el espacio
A lo largo de los últimos dos años, una teoría, descartada desde hace siglos por la ciencia, ha vuelto a encontrar un hueco en nuestra sociedad: el terraplanismo. Hay personas que creen que la Tierra no es una esfera, sino un disco, que sus límites son un muro inquebrantable de hielo, que la fuerza de la gravedad que nos mantiene sujetos al suelo no es real y que todas la imágenes y pruebas que demuestran la existencia de lo que ellos denominan la Tierra Bola son falsas o están manipuladas. Esta nueva teoría también se ha hecho eco en la población mundial gracias a los memes de Internet. Los divulgadores QuantumFracture, CdeCiencia y Jaime Altozano crearon, a raíz del apogeo de esta creencia, una canción irónica en la que exponían los argumentos más sonados del terraplanismo a modo de trap. "La Tierra Bola ya no está de moda", decían. Y no se equivocaban.


Comentario: El "terraplanismo" pone en evidencia que hay millones de personas que siguen cualquier cosa que se les imponga, siempre que lo perciban como proveniente de una fuente aceptada. Pueden seguir hasta mentiras de lo más simplistas si los medios, autoridades y sus grupos de pertenencia (sean grupos que integran de verdad, o meros grupos virtuales que ven por una pantalla pero aspiran a integrar) proclaman las nuevas creencias y modelos de pensamiento y conducta.


Un informe publicado por una empresa de investigación de mercados y análisis de datos, YouGov, expone que en Estados Unidos tan solo el 66% de los jóvenes cree que la Tierra es redonda y nueve de cada diez "siempre han creído que la Tierra era redonda, pero últimamente se muestran escépticos o tienen dudas". De hecho, según Google Trends, este auge empezó a finales de 2017 y desde entonces las búsquedas sobre este fenómeno no han parado de aumentar. Tanto Tierra Plana como terraplanismo tenían en España un resultado de cero búsquedas desde 2008 hasta 2017, año en el que aparecieron las primeras búsquedas, alcanzando su punto álgido en marzo de este año.

terraplanismo
Por ilógico que este pensamiento le pueda parecer a la mayoría de personas, la ignorancia científica de nuestra época ha propiciado su reaparición. Uno de los principales motivos por los que este fenómeno ha logrado popularizarse es que, realmente, pocas son las personas que pueden argumentar por qué la Tierra es redonda. A la hora de contradecir a un terraplanista el argumento más utilizado es "porque está demostrado científicamente". Y punto, eso es todo. Sin embargo, aquellos que comparten la creencia de que la Tierra es un disco se han esforzado en crear teorías que desmienten, aparentemente, las pruebas que ofrecen los científicos sobre la Tierra esférica. Sus planteamientos son simples y están pensados para que cualquier persona pueda, mediante su percepción, comprobar que la Tierra es, efectivamente, plana.

El problema radica en que la Tierra esférica es un hecho tan constatado científicamente que a nadie se le había ocurrido que podría haber una epidemia de un pensamiento en sentido contrario. Cuando los terraplanistas se pusieron a buscar pruebas de que la Tierra es redonda no les convenció lo que encontraron y ellos mismos elaboraron las suyas propias. Gracias al reconocimiento que ha ganado esta corriente conspiranoica, la comunidad científica se ha movilizado para desmentir argumento por argumento la teoría de la Tierra Plana, proporcionando información comprensible y de calidad a millones de personas. Pero la semilla ya ha germinado y muchas personas han encontrado en el terraplanismo la prueba definitiva que afirma sus creencias más profundas.


La idea de que la Tierra es plana volvió a aparecer en la agenda pública -después de más de 500 años- gracias al papel de Eric Dubay, uno de los grandes precursores de esta teoría, que recogió en un escrito de 35 páginas 200 presuntas pruebas de que nuestro planeta no es esférico. En la actualidad, con el nuevo panorama digital, Youtube se ha colocado como medio fundamental de difusión de esta teoría. Abundan los canales de jóvenes que aseguran que la única hipótesis posible es la de la Tierra Plana. Este es el caso de Oliver Ibáñez, que tiene un canal de Youtube con más de 337 mil suscriptores en el que se dedica a desmontar las pruebas de la Tierra Bola y a exponer otras conspiraciones. Actualmente, Ibáñez es el mayor divulgador del terraplanismo de lengua hispana, su vídeo ¿Por qué nos ocultan la Tierra Plana? tiene más de 1 millón de visitas, el de 30 pruebas de que la Tierra es plana cuenta con más de 1,5 millones y Prohíben el acceso a la Antártida para ocultar los límites de la Tierra Plana más de 2 millones.


Es por ello que un gran número de youtubers, que se dedican exclusivamente a la divulgación científica, han elaborado vídeos que rebaten esta teoría. Uno de los casos más destacados es el del youtuber QuantumFracture, que ha dedicado en su canal un total de 3 vídeos para abordar el misterio de la Tierra Plana. Sin embargo, el vídeo que más visitas ha recabado es en el que, precisamente, intenta convencer a su público de que la Tierra no es esférica, sino plana, con los argumentos que suelen utilizar los terraplanistas. Este vídeo cuenta con 5,5 millones de reproducciones mientras que los dos siguientes vídeos, en los que desmiente cada una de las teorías que había expuesto en su vídeo anterior, tienen 1,5 millones y 1,7 millones. Este hecho prueba que más de la mitad de personas que vieron el vídeo original no se han molestado en comprobar por qué la tierra es redonda y no plana.

Una pieza más del rompecabezas

Existen dos pensamientos que suelen caracterizar a aquellos que creen que la Tierra es plana: el religioso y el conspiranoico. La Tierra Plana se establece para los seguidores de esta teoría como la prueba definitiva de la existencia de Dios. Para estas personas, la sociedad está controlada por un grupo masónico que concibe a Satanás como la figura que salvó al ser humano de la ignorancia. Según Oliver Ibáñez, desde hace cientos de años ha habido "una élite mundial que gobierna en la sombra y ha hecho todo lo posible para suprimir nuestra capacidad de encontrar la verdad". De este modo, los descubrimientos de Copérnico -astrónomo que formuló la teoría heliocéntrica- Newton y Darwin fueron "financiados y apoyados por la corrupta iglesia católica y la masonería". Algunos terraplanistas han llegado a referirse a la teoría de la Tierra esférica como "la mentira satánica del Globo" y a la suya como "la Tierra Plana de Dios".

terraplanismo
Cabe destacar que, en la mayoría de ocasiones, la Tierra Plana se concibe como una pieza más de una supuesta conspiración a nivel mundial que implica a las grandes élites gubernamentales, sus instituciones, científicos, lobbies y, básicamente, cualquier persona que tenga poder de comunicación en la sociedad. De este modo, una investigación en Estados Unidos demostró que la mayoría de los terraplanistas también habían estado mirando vídeos sobre otras conspiraciones como la de que el hombre no había llegado nunca a la Luna, que la administración de George Bush es la responsable de los atentados del 11-S o que las vacunas producen autismo.