El volcán, de 2.334 metros y considerado como uno de los más peligrosos del mundo, ha arrojado cenizas a una altura de hasta 13 kilómetros.
El volcán Ulawun arrojando lava, Papúa Nueva Guinea, 26 de junio de 2019.
© Craig Powell / Niugini Helicopters / AFP
El volcán Ulawun arrojando lava, Papúa Nueva Guinea, 26 de junio de 2019.
El volcán Ulawun de la isla de Nueva Bretaña, en Papúa Nueva Guinea, considerado como uno de los más peligrosos del mundo, comenzó a arrojar cenizas este miércoles, forzando la evacuación de las aldeas cercanas.

Según Steve Saunders, del cercano Observatorio del Volcán Rabaul, el Ulawun venía mostrando algunos signos de aumento en la actividad durante las últimas semanas, aunque la erupción comenzó este miércoles a las 8:00 (hora local), cuando el volcán, de 2.334 metros, empezó a arrojar cenizas a una altura de hasta 13 kilómetros.


Miles de personas viven alrededor del monte Ulawun y centenares de ellas podrían ser evacuadas por la actividad del volcán, según Radio New Zealand. Las autoridades han anunciado el envío de fuerzas para ayudar con las evacuaciones, aunque muchos lugareños ya habían comenzado a dejar sus hogares.

Según medios locales, los vuelos a Nueva Bretaña han sido cancelados y la Oficina de Meteorología de Australia ha lanzado a las aerolíneas una advertencia roja.

El Observatorio del Volcán Rabaul informó que las emisiones del volcán se estaban volviendo más oscuras, lo que indica un mayor nivel de cenizas, pudiendo causar problemas respiratorios, irritación de los ojos y de la piel debido al alto contenido de ácido.