El volcán Ubinas, en el sur de los Andes peruanos, cubrió este miércoles de cenizas el pueblo del mismo nombre tras registrar tres explosiones durante la madrugada y la mañana.
Vista de una gran fumarola en el volcán Ubinas de Perú. EFE
© EFE
Vista de una gran fumarola en el volcán Ubinas de Perú.
El pueblo de Ubinas, ubicado en la región sureña de Moquegua y a apenas unos seis kilómetros al sureste del cráter del volcán, quedó cubierto por una capa de un milímetro de cenizas, advirtió el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemmet) de Perú.

También se reportó caída de cenizas en otras poblaciones cercanas como Tonohaya, San Miguel, Anascapa, Huarina, Huatagua y Matalaque, todos ellos situados también en Moquegua.

Las dos primeras explosiones, registradas a las 4:57 y 5:52 hora local (9:57 y 10:52 GMT), crearon una columna de cenizas acompañadas de pequeñas partículas que se elevaron hasta 1.500 metros por encima del cráter y después el viento las dispersó hacia el sur y el sureste.

A las 8:45 hora local (13:45 GMT) hubo una nueva explosión aún más fuerte que expulsó cenizas hasta alcanzar los 2.500 metros sobre el cráter para después dispersarse en dirección sureste.

Estas explosiones se han sucedido periódicamente desde que el 19 de julio el volcán inició un nuevo proceso eruptivo, lo que obligó a evacuar a la población más cercana al cráter, cuya altitud alcanza los 5.670 metros sobre el nivel del mar.

La emisión de gases en los últimos días ha alcanzado las 5.400 toneladas diarias, un valor considerado como grande por los especialistas.

Los eventos más recientes se deben a un ascenso del magma en el interior del volcán, por lo que el Instituto Geofísico del Perú (IGP) recomendó mantener la alerta naranja y mantenerse a al menos diez kilómetros de distancia del cráter del Ubinas.

Asimismo, los consejos para la población expuesta a la caída de cenizas son cubrirse la nariz y boca con paños húmedos o mascarilla, limpiarse los ojos y refrescar la garganta con abundante agua pura.

En Perú hay más de 400 volcanes, de los cuales el Ubinas y el Sabancaya, en la región de Arequipa, están en proceso eruptivo, mientras que otros cinco están activos, entre ellos el Misti, Huaynaputina, Ticsani, Yucamane y Tutupaca.