Traducido por el equipo de Sott.net en español

La presión extremadamente baja hizo caer el tráfico aéreo sobre el norte de Noruega La compañía aérea Widerøe nunca ha experimentado este tipo de clima en sus casi 90 años de historia.
Norway
© Atle Staalesen
No se pudo volar sobre el norte de Noruega a principios de esta semana.
Los últimos meses han visto un clima extraordinariamente duro a lo largo de la costa norte de Noruega. A principios de esta semana llegó otro extremo. La presión atmosférica cayó a un nivel no visto en varias décadas.

Según el instituto meteorológico noruego, la presión atmosférica en la mayor parte de la región estaba por debajo de 940 hectopascales, un nivel que hace que volar sea inseguro.

La compañía Widerøe, que sirve a la mayoría de las rutas regionales, puso casi toda su flota de aviones en tierra.
"Nuestros aviones más pequeños tipo Dash 100, 200 y 300 no pueden volar con una presión inferior a 948 hectopascales", informa la compañía en su página de Facebook.
Más de 2.000 pasajeros fueron afectados por las condiciones climáticas. Sólo el martes por la tarde la presión regresó a un nivel que permitiera a los aviones operar con normalidad.

La baja presión también resultó en altos niveles de agua a lo largo de la costa noruega. En Tromsø, la ciudad del norte de Noruega, el agua del mar estaba el martes 354 cm más alta de lo normal, según informa el Instituto Meteorológico.