Tras el paso de la tormenta Dennis este fin de semana, Reino Unido se ve obligado a cancelar vuelos y servicios de trenes.
Submerged cars are swept away by flooding in the town of Hay-on-Wye as Storm Dennis brought heavy rain and winds to the UK
© Sky News
Los coches sumergidos son arrastrados por las inundaciones en la ciudad de Hay-on-Wye, ya que la tormenta Dennis trajo fuertes lluvias y vientos al Reino Unido
La lluvia torrencial a la que se enfrenta este lunes Reino Unido ha hecho saltar más de 300 alertas por inundaciones, provocando la evacuación de residentes en las áreas afectadas y la paralización momentánea del transporte terrestre.

De las alertas emitidas, cinco fueron registradas como graves con peligro para la vida de los habitantes. Además, cerca de unos 300 vuelos fueron cancelados durante el fin de semana en el Reino Unido, principalmente en el aeropuerto de Heathrow, en Londres.

El paso de la tormenta Dennis afectó a las comunidades de Yorkshire y Gales, y ocasionó daños en gran parte del Reino Unido, donde la policía y los bomberos trabajaron para rescatar a las personas atrapadas después de la crecida de los ríos.


Por su parte, la Agencia de Medio Ambiente de Reino Unido, advirtió que existen más de 5 alertas de inundaciones severas para esta noche. Asimismo, se reporta la ocurrencia de fuertes rachas de vientos para este lunes en Irlanda del Norte, Escocia, el suroeste de Inglaterra y parte de la costa galesa, lo que significa que existe peligro para la vida en estas áreas.

Mientras, la Cruz Roja británica advirtió a la población que se preparara y aseguró tener voluntarios trabajando en todo el Reino Unido para apoyar a las personas damnificadas.

Mas de mil hogares se han visto afectados por la tormenta Dennis, la que golpea a Gran Bretaña luego del paso del fenómeno meteorológico Ciara, que también ocasionó daños en el transporte, la electricidad y las casas británicas.