El Parlamento hondureño aprobó reformas al código penal que favorecen a altos militares, quienes no serán llevados ante la justicia por delitos de lesa humanidad.
parlamento honduras
Los diputados del partido del Gobierno de Honduras demostraron una vez mas de qué lado están. Esta vez reformaron el artículo 153 del código penal para favoreces a los altos mando militares y policiales.

Los parlamentarios oficialistas sostiene que un jefe militar no debe recibir las consecuencias de las acciones de sus soldados.

Las organizaciones de los derechos humanos le recuerdan al Gobierno de Juan Orlando Hernández que hay tratados internacionales por encima de las leyes locales.

La impunidad siempre ha reinado en Honduras, pero los familiares de las víctimas exigen justicia y rechazan estas reformas. Los militares hondureños han recobrado el poder que habían perdido luego de los años 80.

Los jerarcas militares han logrado torcer el poder del brazo político del país, y lograr que se reforme el código penal para que no sean juzgados por violaciones a los derechos humanos.

Ese poder devuelto por Hernández a los militares es a cambio del cuidado de su régimen y por mantenerlo en el poder.

Estas reformas entraran en vigencia en el próximo mes de mayo, a los hondureños solo les quedará las instancias de denuncia internacional.