Con una votación de seis votos en contra y tres a favor de estudiar la ponencia del magistrado Alejandro Linares, el alto tribunal cerró este lunes la posibilidad, por el momento, de quitar los límites que existen en el país para el aborto.
La Corte Constitucional de Colombia desiste de pronunciarse sobre despenalización del aborto
© REUTERS/Luisa González
En Bogotá también se movilizaron decenas de personas en contra del aborto
La Corte Constitucional de Colombia se declaró inhibida y desistió de pronunciarse sobre una ponencia para despenalizar el aborto antes de las 16 primeras semanas de gestación, por lo que se mantendrán las tres causales que lo permiten desde 2006.

Con una votación de seis votos en contra y tres a favor de estudiar la ponencia del magistrado Alejandro Linares, el alto tribunal cerró este lunes la posibilidad, por el momento, de quitar los límites que existen en el país para el aborto.

La Corte Constitucional consideró que las demandas sobre las que estaba sustentada la ponencia no fueron presentadas de forma correcta y por lo tanto no había espacio para una nueva discusión.


Las tres causales para las que está permitido el aborto en Colombia son que el embarazo ponga en riesgo la vida o la salud de la mujer; cuando la gravidez es producto de violación o incesto, y en caso de malformaciones fetales graves incompatibles con la vida extrauterina.

Dichas causales fueron aprobadas en 2006 por la Corte Constitucional y ratificadas por el mismo tribunal en 2018.

"Las organizaciones que trabajamos por los derechos de las mujeres respetamos la decisión de la Corte Constitucional pero reconocemos que era el momento propicio de emitir un fallo histórico para que se avanzara en la despenalización", manifestó un colectivo de nueve ONGs favorables al aborto.

DEBATE EN LAS CALLES

Horas antes de que la Corte se pronunciara, centenares de personas, unas a favor y otras en contra del aborto, se manifestaron en las afueras del Palacio de Justicia en Bogotá, donde se debatía el asunto.

En las manifestaciones a favor, centenares de mujeres levantaron pañuelos verdes, algunos de los cuales decían "Aborto libre" o "María fue consultada para ser madre de Jesús", y comenzaron a hacer la coreografía "Un violador en tu camino", que se popularizó en Chile y se convirtió en un himno feminista global.

Verónica Bermúdez, una joven de 19 años que participó en la interpretación, dijo a Efe que está de acuerdo con la despenalización porque considera que hace parte "de la autonomía de una mujer el decidir si quiere tener un hijo o no. La maternidad tiene que ser deseada, una maternidad forzada es presión del Estado".

"Hoy estamos pidiéndole a la Corte que no desaproveche la oportunidad de salvar las vidas de muchas mujeres y niñas que mueren en Colombia o tienen complicaciones médicas muy graves por abortos inseguros", dijo a Efe Mariana Ardila, abogada de la organización internacional Women's Link.

Las organizaciones a favor del aborto consideran que la decisión debe estar determinada únicamente por la voluntad de la mujer y aseguran que los límites ponen en riesgo su integridad física e incluso la propia vida.

"Nosotras estamos de acuerdo con la posición del magistrado Linares, según la cual se debe permitir el aborto sin ningún otro requisito más que la voluntad de la mujer en las primeras 16 semanas de gestación", explicó Ardila.

"FUI RESCATADA DEL ABORTO"

Entre las decenas de personas que llegaron al Palacio de Justicia con banderas azules y carteles con mensajes de rechazo estaba Leidy Parra, quien llevó a su hija de seis meses y una pancarta que decía "Yo soy Violeta, fui rescatada del aborto, ¡déjanos nacer!".
Estoy totalmente en contra del aborto, porque la vida se respeta. Una mujer en embarazo necesita apoyo, necesita unión, necesita amor y no un aborto", manifestó a Efe.
Explicó que llevó a su hija porque la sociedad le decía "que tenía que abortar porque no tenía apoyo y era producto de una violación, pero aquí está mi hija, dándome el amor y la fuerza para luchar contra el aborto".