Los residentes se quejan de que la multitud de visitantes ocasiona todo tipo de molestias a la comunidad.
Laguna harper hill
© Carl Recine / Reuters
La Laguna Azul teñida de negra, en Harpur Hill, Reino Unido, el 28 de marzo de 2020.
Los granjeros del pueblo británico de Harpur Hill (condado de Derbyshire) cubrieron el viernes el área alrededor de su renombrada Laguna Azul con heces de animales, para así disuadir a los múltiples turistas que visitan el sitio en los días de buen tiempo, informaDerbyshire Live.

La laguna se formó en una vieja cantera de cal y el azul vivo de sus aguas atrae a muchas personas, que, según los residentes locales, aparcan sus coches en las aceras y bloquean los garajes de las casas. Otros testimonios señalan que algunos visitantes han orinado en jardines y en los predios de una iglesia.

La medida se produjo tras varios intentos de mantener a los turistas alejados de la laguna, cuya agua es tóxica y, además, está situada en una propiedad privada. Los residentes comentaron al medio que la idea funcionó y hubo menos visitas este fin de semana, aunque insisten en la necesidad de otra solución, que no sea temporal.

En marzo, la Policía tuvo que teñir de negro el agua para desestimular a los visitantes, que incluso han violado el régimen de autoaislamiento para disfrutar del paisaje lacustre.