"Es una escena horrible", comentó el sheriff Grady Judd cuando, tras revisar el lugar del crimen, puso en marcha la investigación.
frostproof florida
© Oficina del Sheriff del Condado de Polk
La escena del asesinato de los tres amigos, en Frostproof, Florida, EE.UU.
El sheriff del Condado de Polk (Florida, EE.UU.), Grady Judd, anunció este miércoles que tres personas fueron detenidas tras una investigación del triple homicidio que tuvo lugar el 17 de julio. Las tres víctimas, que eran amigos, habían ido a pescar en el lago Streety, junto a la ciudad de Frostproof, y fallecieron por heridas infligidas a golpes y disparos, recoge Fox News.

Según reporta la Oficina del Sheriff, fueron ahora arrestados los hermanos Tony 'TJ' y William 'Robert' Wiggins, al igual que la novia de uno de ellos, Mary Whittemore, después de ser identificados en un video de las cámaras de vigilancia en una tienda. Las imágenes muestran al sospechoso Tony hablando en la fila con uno de los tres amigos en la misma noche del asesinato.

Los agentes obtuvieron órdenes de allanamiento para revisar dos tráileres, uno ocupado por Tony y Mary, y otro por su hermano William. Dentro del primer vehículo encontraron armas y municiones, y el análisis balístico demostró que estas últimas eran la misma que fue hallada en la escena del crimen.

Durante el interrogatorio, 'Robert' afirmó que los tres ahora detenidos siguieron al trío de amigos hasta el lago, donde su hermano los confrontó, acusándolos de robar su coche. Declaró también que Tony les disparó, y luego pidió ayuda para poner a una de las víctimas en un auto. Tras abandonar el lugar, los tres acusados se dirigieron a un McDonald's y pidieron comida para cenar en casa.

"Una escena horrible"

Los tres fallecidos fueron identificados como Damion Tillman, de 23 años, Keven Springfield, de 30, y Brandon Rollins, de 27. Fue el padre de Rollins quien llamó a la Policía, tras recibir una llamada de su hijo, que rogaba ayuda.

El hombre conocía el sitio al que los jóvenes fueron a pescar, y al llegar allí encontró a su hijo gravemente herido y a sus amigos ya muertos. Rollins falleció antes de que alcanzaran a llegar los paramédicos.

"He estado en muchas escenas de asesinato, y esta se pone entre las peores que he visto", comentó el sheriff Judd cuando se iniciaba la investigación. "Es una escena horrible", añadió. En una rueda de prensa realizada este miércoles, Judd calificó a los sospechosos como "la maldad en persona" y destacó que Tony 'TJ' Wiggins ha sido objeto de 230 cargos, recogen medios locales.