La alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González, afirma en Más de uno no estar de acuerdo con la decisión de confinar a la población durante 14 días porque hay ningún ingresado por Covid-19.
La Alcaldesa de Aranda de Duero

La alcaldesa de Aranda de Duero
La alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González, explica en Más de uno que no entiende la decisión de confinar a la población durante 14 días por el repunte de casos de coronavirus porque asegura que no hay ningún ingresado en el hospital, aunque sí reconoce que existe presión en el sistema de Atención Primaria por la realización de test PCR.

Cree que el repunte de casos se debe a un relajamiento de la población en el ámbito privado (celebraciones familiares, reuniones de amigos) porque en el ámbito público asegura que la ciudad ha sido un ejemplo: "En Aranda de Duero se ha utilizado la mascarilla con anterioridad a que la Junta de Castilla y León la declarara obligatoria".

Comenta que el virus ha surgido de nuevo en la ciudad como una mancha de aceite que ha sido imposible parar. Destaca el trabajo de los rastreadores y explica que el alcance del virus se da en personas principalmente de entre y 15 y 55 años. "Nuestros mayores están prácticamente seguros".