El volcán indonesio Sinabung ha expulsado una columna de cenizas a una altura de cinco kilómetros. Esta, su segunda erupción de cenizas en tres días tras más de un año de inactividad, produjo un ruido atronador y oscureció el cielo en la región.
Un volcán indonesio expulsar nuevamente una enorme columna de ceniza
© Reuters / Antara Foto
Las autoridades locales advirtieron a los residentes y turistas acerca de los posibles flujos de lava. Se ha aconsejado mantenerse a una distancia de mínimo tres kilómetros del volcán y utilizar mascarillas para minimizar los efectos de la ceniza volcánica.
"El sonido fue como un trueno, duró menos de 30 segundos", compartió Fachrur Rozi Pasi, residente local, con Reuters.
Un volcán indonesio expulsar nuevamente una enorme columna de ceniza
© Reuters / Fachrur Rozi Pasi
El volcán indonesio Sinabung expulsa una columna de ceniza
En Berastagi, una ciudad turística a unos 20 kilómetros del cráter, los automovilistas se vieron obligados a encender los faros durante el día para lograr ver a través de la ceniza, detalló ABC News.

De momento no se han reportado víctimas fatales ni heridos a raíz de la erupción y los vuelos siguen operando normalmente en la región.

Un volcán indonesio expulsar nuevamente una enorme columna de ceniza
© Reuters / Gilbert Sembiring
El volcán indonesio Sinabung expulsa una columna de ceniza
El monte Sinabung, ubicado en la isla de Sumatra, es un estratovolcán que estuvo dormido por siglos hasta que volvió a presentar actividad en el 2010, causando la muerte de dos personas. Una erupción en el 2014 le quitó la vida a 16 personas; mientras que una en 2016, a otros siete ciudadanos.