La policía en Portland declaró ilegal una protesta y ordenó a los manifestantes salir de la zona el viernes, tras denunciar que algunos de ellos estaban lanzando objetos contra los agentes.

protesta en Portland
© Sean Meagher/The Oregonian via AP
La protesta en Portland, Oregon, el 13 de agosto del 2020.
Quien ordene la orden podría ser arrestado o sacado a la fuerza, incluso por gas lacrimógeno, declaró la fuerza del orden. Los policías han sido víctima de "globos de pintura y otros proyectiles", aseguraron las autoridades.

Las protestas, a menudo violentas, se han sucedido todas las noches en esta ciudad de Oregon por más de dos meses, tras la muerte de George Floy, un hombre negro que murió en Minneapolis tras ser aplastado por varios minutos por la rodilla de un policía blanco.

En la noche del miércoles y entrada la madrugada del jueves, según autoridades, los alzados provocaron incendios y lanzaron cohetillos frente a la sede de un tribunal federal. Varios policías resultaron heridos y dos personas fueron arrestadas.

Los descontentos llevan varias noches chocando contra los agentes que fueron despachados para proteger el tribunal federal.

Las protestas han amainado desde que se redujo la presencia de las tropas federales, que fueron reemplazadas por policías locales. Pero volvieron a tornarse violentas la semana pasada, especialmente cerca de la sede del sindicato policial, que está lejos de la corte.