Un nuevo episodio eruptivo paroxístico comenzó en el volcán Etna, Italia, en la mañana del 21 de diciembre de 2020. El Código de Color de la Aviación ha sido elevado a Rojo a las 09:34 UTC.
Nueva erupción de volcán Etna, en Italia
© Boris Behncke/INGV
Erupción en el volcán Etna a la 01:00 UTC del 21 de diciembre de 2020.
Según el Observatorio del Volcán Etna, una fuerte intensificación de la actividad estromboliana comenzó en el cráter sudoriental del Etna a las 09:08 UTC.

Las condiciones climáticas no permiten la observación continua del fenómeno actual.
Desde una perspectiva sísmica, la amplitud media del temblor volcánico en el Cráter Sureste tiene valores altos.

La actividad infrasónica también es muy sostenida, con valores altos tanto en la frecuencia de ocurrencia como en la amplitud de los eventos infrasónicos.

"La altura de las nubes volcánicas no es actualmente estimable", dijo el Observatorio Volcánico Etna en VONA publicado a las 09:34 UTC. "La nube de ceniza se está moviendo hacia el sur. El fenómeno es observado por cámaras de vigilancia visibles y térmicas."

Nueva erupción de volcán Etna, en Italia

La actividad estromboliana en la boca más oriental del cráter sudoriental comenzó a principios de diciembre de 2020 y se intensificó rápidamente en la tarde del domingo 13 de diciembre, con la aparición de fuentes de lava y flujos piroclásticos y de lava.

La fuente de lava durante la primera fase duró unas pocas decenas de minutos y terminó justo antes de las 23:00 UTC del 13 de diciembre. La actividad estromboliana se intensificó alrededor de la medianoche UTC del 14 de diciembre, culminando en la segunda fase de la fuente de lava, que también duró unos 10 minutos.

La modesta actividad estromboliana continuó durante el resto de la noche y la mañana, mientras que la actividad efusiva cesó, y al amanecer, había pocos puntos incandescentes en el frente de flujo del suroeste.

Nueva erupción de volcán Etna, en Italia
© INGV
Fuentes y flujos de lava durante la segunda fase paroxística del episodio eruptivo en la noche del 13 al 14 de diciembre de 2020


La actividad estromboliana se intensificó de nuevo en la mañana del 15 de diciembre, afectando a tres respiraderos eruptivos en el cráter sudeste, y disminuyó de nuevo antes de la noche.