A partir del domingo 20 de diciembre, día en que entró en erupción, el volcán Kilauea de Hawái ha dado sobradas muestras de su copiosa actividad.
El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) compartió imágenes del lago de lava ubicado en el interior del cráter del volcán hawaiano
© Captura de video
El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) compartió imágenes del lago de lava ubicado en el interior del cráter del volcán hawaiano
Las mayores manifestaciones tuvieron lugar principalmente en el cráter Halema'uma'u, como informó la división de vulcanología del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

Desde su cuenta de Twitter, el USGS difundió distintos videos de la actividad reciente del volcán, en los que se pueden observar desde las potentes erupciones hasta tomas aéreas de cómo se enfría la lava.


En el interior del cráter Halema'uma'u se ha formado un lago ardiente que es alimentado por diminutos y permanentes flujos de lava que provienen de respiraderos de la pared oeste. Creen que dicho lago alcanza, aproximadamente, los 196 metros de profundidad.

Las mediciones recientes indican que la tasa de emisión de dióxido de azufre (SO2) todavía es elevada. De igual manera, la actividad sísmica se mantuvo alta pero estable, con contados temblores menores.


Mientras se prolongó la erupción, los especialistas estiman que el volcán Kilauea arrojó unos 10.000.000 de metros cúbicos de lava, volumen que en comparación podría cubrir un área de 13 hectáreas. También se registró una columna de humo y vapor de 9 kilómetros de alto, fenómeno que también fue percibido desde el espacio.