La actividad del Pacaya ha estado acompañada de columnas de gases y explosiones de ceniza que han arrastrado residuos volcánicos a una distancia de 15 kilómetros, afectando varias localidades.
Pacaya Volcano
© Johan ordonez / AFP
Flujos de lava del volcán Pacaya en Guatemala, el 25 de marzo de 2021.
El volcán Pacaya, cercano a la capital de Guatemala, continúa en actividad después de 50 días con intensas erupciones. Este sábado se registraron impresionantes flujos de lava desde el flanco suroeste, de una longitud aproximada de 2.300 metros y un ancho de 400 metros, detalló el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) en su último boletín.

El fenómeno vulcanológico ha estado acompañado de columnas de gases y explosiones de ceniza que han arrastrado residuos volcánicos a una distancia de 15 kilómetros, afectando a las localidades de El Rodeo, El Patrocinio, Cedro, San Vicente Pacaya y otras zonas.

El Insivumeh ha recomendado mantener las precauciones con el tráfico aéreo en el área del Pacaya y evitar la permanencia en las zonas descritas como peligrosas. Asimismo, se ha recomendado no ascender o acampar en la región. Las autoridades dijeron que continúan monitoreando el flujo de lava y ceniza, sin descartar la posibilidad de que la erupción pueda ser aún más fuerte en días venideros.


El pasado 23 de marzo el aeropuerto internacional de Ciudad de Guatemala se vio obligado a suspender sus operaciones debido a la continua caída de ceniza y varios vuelos fueron desviados hacia países vecinos. Unos días antes un rayo fue captado cayendo sobre el volcán mientras este expulsaba una columna de ceniza.