Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El volcán más volátil de Indonesia volvió a entrar en erupción el sábado, liberando columnas de ceniza en el aire y enviando corrientes de lava y escombros por sus laderas. No se registraron víctimas.
Lava flows down from the crater of Mount Merapi, March 27
© Agung Supriyanto/AFP/Getty Images
La lava fluye desde el cráter del Monte Merapi, el 27 de marzo.
Una avalancha de rocas se derramó por las laderas del Monte Merapi antes del amanecer y nubes de ceniza caliente se elevaron 200 metros en el aire mientras la montaña gemía y retumbaba, dijo Hanik Humaida, el jefe del Centro de Vulcanología y Mitigación de Riesgos Geológicos de Yogyakarta.

El volcán desprendió nubes calientes de ceniza al menos ocho veces desde la mañana, así como una serie de flujos piroclásticos -una mezcla de roca, escombros, lava y gases- que habían alcanzado casi 2 kilómetros (1,2 millas) por sus laderas, dijo Humaida.

El volcán de 2.968 metros de altura se encuentra en la densamente poblada isla de Java, cerca de la antigua ciudad de Yogyakarta. Es el más activo de las docenas de volcanes indonesios y ha entrado en erupción en repetidas ocasiones recientemente.

El Centro de Vulcanología y Mitigación de Riesgos Geológicos de Indonesia ha aconsejado a los habitantes de las laderas del Merapi que se mantengan a 5 kilómetros de su cráter y sean conscientes del peligro de la lava.

La última gran erupción del Merapi, en 2010, mató a 347 personas.

Indonesia, un archipiélago de 270 millones de habitantes, se encuentra a lo largo del Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona en forma de herradura a lo largo del borde del océano que es propensa a los terremotos y la actividad volcánica.

THE ASSOCIATED PRESS (SLAMET RIYADI)