Archegos Capital Management es un fondo de inversión familiar creado por el multimillonario Bill Hwang. Su colapso causará enormes pérdidas a algunos de los grandes bancos del mundo.
Lehman Brothers,Archegos Capital,colapso,opaco,fondo inversión,vilo,mercados
© EFE/Peter Foley
Vista de la entrada principal de la Bolsa de Nueva York.
El colapso de un opaco fondo de inversión en Estados Unidos tiene al sistema financiero en vilo.

Dos de los mayores bancos de inversión del mundo, el suizo Credit Suisse y el japonés Nomura, afirmaron que podrían sufrir grandes pérdidas (hasta US$2.000 millones en el caso del segundo) por la caída de Archegos Capital Management.

Se trata de un fondo de inversión familiar creado por Bill Hwang, un multimillonario con base en Nueva York que, a pesar de haber tenido problemas con las autoridades financieras en el pasado, había logrado convertirse en un importante operador en Estados Unidos.

Tanto es así que el colapso de su fondo de inversión podría representar "la pérdida de riqueza personal más espectacular de la historia", aseguró en Twitter el millonario inversor en criptomonedas Mike Novogratz.


Archegos manejaba unos US$10.000 millones de la fortuna personal de Hwang y su familia "pero sus posiciones totales de las que se deshizo el jueves y el viernes [de la semana pasada] se acercan a los US$30.000 millones", publicó el diario Wall Street Journal.

"La inesperada liquidación de Archegos provocará escalofríos en los mercados de valores del mundo", manifestó Dominic O'Connell, corresponsal de negocios de la BBC.

Qué ocurrió

Los fondos de inversión ganan dinero comprando y vendiendo acciones y activos.

Y esto es lo que hacía Archegos Capital hasta el pasado viernes, cuando fue incapaz de hacer frente a las garantías que le pedían sus acreedores.

La información disponible hasta ahora apunta a que Archegos había invertido grandes cantidades en acciones y swaps (otro producto financiero) de algunas compañías cuyas acciones empezaron a perder valor.

La prensa especializada lo atribuye a una fuerte caída en el precio de las acciones del gigante de medios estadounidense ViacomCBS la pasada semana.

Entonces, sus financiadores (grandes bancos como Credit Suisse y Nomura) exigieron a Archegos conseguir rápidamente más fondos como garantía para cubrir los riesgos de las inversiones, en lo que se conoce en inglés como margin call o ajuste de márgenes.

Esto se produce cuando un banco pide a un cliente que aporte más fondos si una operación financiada en parte con dinero prestado empieza a perder valor pronunciadamente.

Si el cliente no lo consigue, el prestamista pasa entonces a vender las acciones para intentar recuperar lo que se le debe; es decir, inicia una venta precipitada de activos para desprenderse de sus posiciones.

Y esto es lo que pasó el viernes, cuando Archegos fue incapaz de aportar garantías y sus acreedores empezaron a deshacerse de sus activos.

Los primeros en hacerlo fueron los gigantes Goldman Sachs, Morgan Stanley y Deutsche Bank, anticipándose a Nomura y Credit Suisse, según informaciones del Wall Street Journal.

La liquidación total de activos estaría entre los US$20.000 y los US$30.000 millones, según distintas fuentes de prensa.

"Nadie ha visto nunca antes algo como esto", le dijo un ejecutivo de un banco de Wall Street al diario The Financial Times (FT).

Preguntas por responder

Uno de los grandes interrogantes que deja lo sucedido es "por qué bancos como Credit Suisse y Nomura eligieron mantener un importante negocio con este fondo", apunta O'Connell, el corresponsal de negocios de la BBC.

Estos bancos ofrecen sus servicios como operadores a clientes como Archegos prestándoles fondos para comprar acciones y otros activos al tiempo que procesan sus operaciones.

La cuestión de por qué se vieron involucrados con este fondo surge porque su creador, Bill Hwang, tiene un pasado problemático.

En 2012, se vio involucrado en el escándalo del fondo de inversiones Tiger Asia Management y se declaró culpable de utilizar información privilegiada para comerciar con acciones de bancos chinos, lo que acabó en un acuerdo millonario con los reguladores estadounidenses por el que él y el fondo tuvieron que pagar US$44 millones, según CNBC.

"En teoría, Hwang tendría que haber estado en la lista negra de todos los bancos de inversiones. Pero solo 12 meses después de que se hubiera visto obligado a devolver dinero a los inversores, Hwang volvía al terreno de juego", cuenta FT, creando este fondo familiar con el nombre de Archegos Capital Management que, por su naturaleza, no tenía que divulgar casi información financiera.

Tras lo sucedido, desde Archegos publicaron un comunicado a última hora de este lunes.

"Este es un momento difícil para la oficina familiar de Archegos Capital Management, nuestros socios y empleados", aseguró Karen Kessler, portavoz del fondo.

Por sus posible repercusiones, el colapso de Archegos Capital está siendo seguido de cerca por reguladores de todo el mundo, afirma el diario británico The Guardian.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en ingles) aseguró que está "monitoreando la situación y en comunicación con participantes del mercado desde la pasada semana".

Pero el caso deja también otras preguntas más allá de Archegos, como explica el editor de finanzas de este medio británico en un artículo del pasado lunes:

"¿Hay otros Archegos Capital Managements? Es decir, ¿hay otras opacas firmas de inversión haciendo apuestas muy concentradas, usando grandes cantidades de dinero prestado, que pueden caer de repente e infligir pérdidas multimillonarias a algunos de los bancos más grandes?".

Esto se deben estar preguntando ahora las autoridades reguladoras y grandes bancos de inversión del mundo.