Pese al empeoramiento de los datos epidemiológicos que permiten hablar ya de cuarta ola en España, el presidente del Gobierno ha vuelto a insistir esta mañana que «tiene la intención» de que «no haya más prórrogas» del estado de alarma a partir del 9 de mayo y que «trabaja para que sea posible». Pedro Sánchez prefiere esperar. Y no quiere entrar todavía a valorar la posibilidad de tener que extender este mecanismo pese a que varios gobiernos regionales están pidiendo que la cuestión debe debatirse.
Partidocracia,control civil,Sánchez,estado de alarma,gestión,consejo interterritorial

Sánchez insiste en que la idea es acabar con el estado de alarma el 9 de mayo
El Gobiernos reconoce que vienen «semanas complicadas» como consecuencia de la Semana Santa. Pero toda su esperanza está puesta en la aceleración del proceso de vacunación: «Es un escenario completamente distinto al del pasado verano». Es la tesis del Ejecutivo, que la vacunación permitirá ralentizar la velocidad y la fuerza expansiva de esta nueva hola.

Y por eso mismo cree el Ejecutivo que no es necesario ni ampliar el estado de alarma ni articular un plan jurídico alternativo. Sánchez ha vuelto a referirse hoy a la «cultura de cogobernanza» expresada en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud donde semanalmente se reúnen los consejeros de sanidad y la ministra de Sanidad: «Ese es el espacio», ha dicho Sánchez.

El presidente ha insistido en que en los últimos meses los tribunales se han posicionado manifestando que las decisiones adoptadas por este órgano son «de obligado cumplimiento», obviando sin embargo que cuando el estado de alarma no estuvo en vigor los tribunales tumbaron algunas de las medidas adoptadas por los gobiernos autonómicos. Pero Sánchez evita trasladar en público que se esté planteando otra alternativa: «Va a seguir siendo ese consejo y con el filtro y control de tribunales».

Defiende el Gobierno que existen «suficientes herramientas para abordar pandemia en este estadio de la pandemia», poniendo en todo momento en valor que «el proceso de vacunación que se va a intensificar en próximas semanas». Destacando la capacidad del sistema para suministrar ya en estos momentos en torno a medio millón de dosis al día.