Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El Observatorio Volcánico de Alaska (AVO) y el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) han emitido una "advertencia roja" para la aviación mientras el volcán Great Sitkin entra en erupción, arrojando una columna de ceniza a 4.600 metros de altura.
Great Sitkin volcano erupts

El gran volcán Sitkin entra en erupción
En un comunicado emitido el miércoles por la mañana, el USGS dijo que la actividad volcánica en la isla del Gran Sitkin había sido confirmada por datos geofísicos. El volcán comenzó a entrar en erupción a las 21:04 horas del martes, con una explosión que duró un par de minutos, y seguía en erupción en el momento de su última actualización.

Había emitido una "alerta roja" a la aviación junto con la AVO después de que las observaciones sugirieran que la columna de ceniza alcanzaba los 4.600 metros de altura.

"Desde la explosión, la sismicidad ha disminuido y las imágenes de satélite muestran que la nube de ceniza se ha desprendido de la chimenea y se mueve hacia el este", dijo la AVO en una actualización reciente.

Varias fotos en las redes sociales, algunas sin verificar, parecen mostrar la nube de ceniza suspendida sobre el mar y varias islas remotas. Una imagen, probablemente tomada desde la comunidad de Adak, aproximadamente a 26 millas (43 km) al oeste del volcán, destaca el tamaño de la descarga.

La erupción había sido precedida por un aumento de la agitación volcánica-sísmica durante las 24 horas anteriores, y se habían detectado temperaturas superficiales elevadas y dióxido de azufre durante la semana pasada.

El Gran Sitkin es una de las islas Aleutianas, la mayoría de las cuales pertenecen al estado norteamericano de Alaska, mientras que algunas pertenecen al sujeto federal ruso de Kamchatka Krai. El volcán, de los que hay muchos entre las islas Aleutianas, ha tenido algunas erupciones de corta duración en los últimos 100 años, las últimas fueron pequeñas explosiones de vapor en 2019.

En enero de 2020, el monte Shishaldin de Alaska envió una nube de ceniza de 8 km al cielo, lo que provocó retrasos y cancelaciones de vuelos al llover partículas volcánicas sobre las comunidades cercanas.