El Ministerio de Salud Pública (MSP) de Ecuador decidió combinar las vacunas contra el COVID-19 en la aplicación de terceras dosis independientemente del tipo de biológico que se administró a la población en las dos dosis previas, informó la ministra de Salud de ese país, Ximena Garzón.
Vaccines
© AP Photo / Dolores Ochoa
"Estamos combinando vacunas sin ningún problema, es decir, no necesariamente se aplicará la misma de la primera y segunda dosis. Tenemos suficiente evidencia científica para determinar que esta combinación es segura y, además, eficaz", dijo Garzón, entrevistada por la cadena radial Sonorama.


Comentario: Contrario a lo que se nos dijo por meses sobre lo mala idea que sería combinar las vacunas.


Garzón explicó que las personas que recibieron vacunas monodosis como la china CanSino, dentro de Ecuador, o Johnson, en el extranjero, asimismo, recibirán el refuerzo (tercera dosis) de otra farmacéutica.

Al momento, se utiliza la vacuna producida por el laboratorio británico AstraZeneca, sin embargo, las personas que tienen condiciones de inmunosupresión recibirán su tercera dosis con el mismo biológico que recibieron en la primera y segunda.

Garzón puntualizó que todos los ecuatorianos serán inoculados con una tercera dosis, pero será necesario que se cumplan entre seis y ocho meses después de la aplicación de su segunda dosis.

En el caso de las personas que recibieron la vacuna de una sola dosis, el tiempo de espera es el mismo.

La ministra indicó que es necesario el tiempo señalado de espera para no desperdiciar anticuerpos, dado que tanto la inmunidad adquirida luego de contraer la enfermedad como por la aplicación de las vacunas dura de seis a ocho meses como mínimo.


A partir del 18 y 25 de octubre, el personal de salud y los adultos mayores, respectivamente, fueron los primeros en recibir la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 en el país sudamericano, debido a su condición de vulnerabilidad y a que son los primeros grupos que recibieron la segunda dosis desde hace seis meses.


Comentario: Es extremadamente claro que la meta es la vacunación a como dé lugar. Ni siquiera se ha esperado a saber si la vacuna es eficaz para controlar o responder al virus, simplemente se ha declarado que una tercera dosis es necesaria y punto.


Los mayores de 12 años con inmunosupresión también reciben al momento las dosis de refuerzo.

Hasta el momento se han colocado más de 60.000 dosis de refuerzo al personal de salud de primera línea, personas mayores de 65 años y mayores de 12 años con inmunosupresión.

El Gobierno de Ecuador tiene como meta inmunizar contra el COVID-19 al 85% de su población total de 17,7 millones de habitantes hasta fin de año.

Según datos del Ministerio de Salud Pública con corte al 31 de octubre, un 64,06% de la población total completó la pauta completa de vacunación con dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.