Traducido por el equipo de Sott.net

Un fotógrafo ha captado impresionantes imágenes de dunas de arena del desierto del Sahara cubiertas de nieve.
Temperatures had plummeted to -2C
© Karim Bouchetta/Bav Media
Las temperaturas habían caído en picado hasta los -2 C
El desierto es más conocido por su clima cálido y seco, por lo que este increíble espectáculo es muy poco frecuente.

Las temperaturas habían descendido a -2 C cuando Karim Bouchetata tomó las fotos el martes cerca de la ciudad de Ain Sefra, en el noroeste de Argelia.

La zona ya ha visto la nieve antes debido a que está rodeada por la cordillera del Atlas y a 1.000 metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, el fenómeno sigue siendo poco frecuente, ya que solo ha nevado cinco veces en los últimos 24 años: en 1979, 2016, 2018 y 2021.



El hielo creaba impresionantes dibujos en la arena, pero posiblemente no había suficiente materia blanca para construir un muñeco de nieve de tamaño natural o un iglú.

El desierto del Sáhara cubre la mayor parte del norte de África y Ain Sefra es conocida como "la puerta del desierto".
The Sahara Desert is covered in snow
© Karim Bouchetta/Bav Media
El desierto del Sahara está cubierto de nieve
El desierto ha sufrido cambios de temperatura y humedad en los últimos cientos de miles de años, pero rara vez se producen nevadas porque no suele haber suficiente agua en el aire para ello a pesar de que puede hacer mucho frío por la noche.

El desierto es mucho más caluroso, con una temperatura media durante el día que alcanza los 38º C.

Tiene un récord de calor de más de 50º C.

Katim también capturó imágenes del desierto del Sahara cubierto de nieve en enero del año pasado.
The ice created stunning patterns in the sand
© Karim Bouchetta/Bav Media
El hielo creó patrones impresionantes en la arena
También se vieron ovejas y camellos parados en las dunas nevadas mientras las temperaturas bajaban a -3 C.

En 2016 cayó nieve en la zona que se asentó los niños hicieron muñecos de nieve e incluso trineos en las dunas.

Dos años más tarde, el desierto se cubrió de 45 cm de nieve tras una extraña tormenta invernal, la segunda aparición de la materia blanca en 37 años.


"Nos sorprendió mucho cuando nos despertamos ver de nuevo la nieve", dijo Karim en ese momento.