Traducido por el equipo de Sott.net

El puente de Hassanabad, en Hunza, en la carretera del Karakórum que une Pakistán con China, fue destruido y arrastrado el sábado por una crecida de lago glacial (GLOF) procedente del glaciar Shishper.
The bridge in the village of Hassanabad, in Gilgit’s Hunza Valley, gave away to flood waters
© Reuters
El puente de la aldea de Hassanabad, en el valle de Hunza de Gilgit, cedió a las aguas de la inundación
La policía turística de Gilgit-Baltistán confirmó el suceso y añadió que el tráfico había sido desviado a una ruta alternativa en la carretera del valle del Sas.

El superintendente de la policía de Hunza (SP), Zahoor Ahmed, dijo que el glaciar había comenzado a derretirse el sábado debido al calor y provocó una inundación que dañó el puente y lo hizo inutilizable para el tráfico.


Dijo que los turistas tenían dificultades y que se les habían proporcionado rutas alternativas a través de Ganish y Murtazabad. Añadió que también se había designado a la policía turística en varios puntos para evitar cualquier inconveniente a los turistas.

El SP dijo que las familias cercanas al nullah fueron trasladadas a lugares más seguros y toda la administración, incluyendo la policía y los servicios de rescate, estaban en alerta debido a la situación de emergencia.


El Secretario Jefe de Gilgit-Baltistán, Mohyuddin Ahmad Wani, dijo que la Autoridad Nacional de Carreteras (NHA) y la Organización de Obras Fronterizas le aseguraron que el puente sería reparado con urgencia.

El Secretario Jefe también ordenó al Secretario del Interior de GB, Iqbal Hussain, al comisionado de Gilgit y a los subcomisionados de los distritos afectados que tomaran medidas inmediatas para la restauración del puente de Hassanabad y resolvieran los inconvenientes causados a los pasajeros.

Según la información de la oficina del Secretario Jefe, también se estaba garantizando el suministro de provisiones y combustible a los turistas, así como la rehabilitación y las raciones para las familias afectadas.

Añadió que dos centrales eléctricas de Hassanabad también fueron arrastradas por la inundación.