Traducido por el equipo de Sott.net

Un equipo de científicos chinos ha descubierto un nuevo y gigantesco sumidero con un bosque en su fondo.
Karst sinkhole china
© Song Wen/Xinhua/Alamy Live News
Este gigantesco sumidero llamado tiankeng, tiene plantas que crecen en el fondo en el pueblo de Luoquanyan del condado de Xuan'en, en la provincia central china de Hubei. Este no es el sumidero descubierto en la Región Autónoma de Guangxi Zhuang.
Según la agencia de noticias Xinhua, el sumidero tiene 192 metros de profundidad, lo suficiente como para tragarse el arco Gateway de San Luis. Un equipo de espeleólogos y exploradores se adentraron en el sumidero el viernes (6 de mayo) y descubrieron que hay tres entradas de cuevas en el abismo, así como antiguos árboles de 40 metros de altura que extienden sus ramas hacia la luz del sol que se filtra por la entrada del sumidero.

"Es una noticia estupenda", dijo George Veni, director ejecutivo del National Cave and Karst Research Institute (NCKRI) de Estados Unidos y experto internacional en cuevas. Veni no participó en la exploración de la cueva, pero la organización que sí lo hizo, el Instituto de Geología Kárstica del Servicio Geológico de China, es el instituto hermano del NCKRI.


Un sitio para los sumideros
karst sinkhole china
© Getty
Esta imagen muestra un típico sumidero kárstico llamado tiankeng en Chongqing, China.
El descubrimiento no es una sorpresa, dijo Veni a Live Science, porque el sur de China alberga una topografía kárstica, un paisaje propenso a los dramáticos sumideros y cuevas de otro mundo. Los paisajes kársticos se forman principalmente por la disolución del lecho de roca, explicó Veni. El agua de lluvia, que es ligeramente ácida, absorbe el dióxido de carbono al atravesar el suelo, volviéndose más ácida. A continuación, gotea, se precipita y fluye a través de las grietas del lecho rocoso, ensanchándolas poco a poco hasta convertirlas en túneles y vacíos. Con el tiempo, si la cámara de una cueva es lo suficientemente grande, el techo puede derrumbarse gradualmente, abriendo enormes sumideros.

"Debido a las diferencias locales en la geología, el clima y otros factores, la forma en que el karst aparece en la superficie puede ser dramáticamente diferente", dijo. "Así, en China hay un karst increíblemente espectacular, con enormes sumideros y gigantescas entradas de cuevas, entre otras cosas. En otras partes del mundo, uno camina por el karst y no se da cuenta de nada. Los sumideros pueden ser bastante discretos, de sólo uno o dos metros de diámetro. Las entradas de las cuevas pueden ser muy pequeñas, por lo que hay que colarse en ellas".

De hecho, el 25% de Estados Unidos es kárstico o pseudokárstico, que presenta cuevas talladas por factores distintos a la disolución, como los volcánicos o el viento, explicó Veni. Alrededor del 20% de la masa terrestre del mundo está formada por uno de estos dos paisajes ricos en cuevas.

El nuevo descubrimiento tuvo lugar en la región autónoma de Guangxi Zhuang, cerca de la aldea de Ping'e, en el condado de Leye, según Xinhua. Guangxi es conocida por sus fabulosas formaciones kársticas, que van desde sumideros hasta pilares de roca y puentes naturales, y que han hecho que la región sea declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Por qué son importantes los sumideros

El interior del sumidero tiene 306 metros de largo y 150 metros de ancho, dijo a Xinhua Zhang Yuanhai, ingeniero del Instituto de Geología Kárstica. La palabra en mandarín para designar estos enormes sumideros es "tiankeng", o "fosa celestial", y el fondo del sumidero parecía efectivamente otro mundo. Chen Lixin, que dirigió el equipo de expedición a la cueva, dijo a Xinhua que la densa maleza del fondo del sumidero era tan alta que llegaba a los hombros de una persona. Las cuevas kársticas y los sumideros pueden ser un oasis para la vida, dijo Veni.

"No me sorprendería saber que hay especies que se encuentran en estas cuevas que nunca han sido reportadas o descritas por la ciencia hasta ahora", dijo Lixin.

En una cueva del oeste de Texas, dijo Veni, crecen abundantes helechos tropicales; al parecer, las esporas de los helechos fueron transportadas al lugar protegido por murciélagos que migran a Sudamérica y Centroamérica.

Los sumideros y las cuevas no sólo ofrecen refugio para la vida, sino que también son un conducto hacia los acuíferos, o almacenes profundos de agua subterránea. Según Veni, los acuíferos kársticos son la única o principal fuente de agua para 700 millones de personas en todo el mundo. Pero es fácil acceder a ellos y vaciarlos, o contaminarlos.

"Los acuíferos kársticos son los únicos tipos de acuíferos que se pueden contaminar con residuos sólidos", dijo Veni. "He sacado baterías y carrocerías de coches y barriles de Dios sabe qué y botellas de Dios sabe qué de la corriente de la cueva activa".

El nuevo descubrimiento eleva a 30 el número de sumideros en el condado de Leye, según Xinhua. Los mismos investigadores habían descubierto anteriormente docenas de sumideros en la provincia de Shaanxi, en el noroeste de China, y un grupo de sumideros interconectados en Guangxi, informó el China Daily.
Stephanie Pappas es redactora de Live Science y cubre temas que van desde la geociencia a la arqueología, pasando por el cerebro y el comportamiento humanos. Anteriormente fue redactora sénior de Live Science, pero ahora trabaja como freelance en Denver (Colorado) y colabora regularmente con Scientific American y The Monitor, la revista mensual de la American Psychological Association. Stephanie se licenció en psicología en la Universidad de Carolina del Sur y obtuvo un certificado de posgrado en comunicación científica en la Universidad de California, Santa Cruz.