Traducido por el equipo de Sott.net

Un ataque mortal de tiburón ha dejado a una mujer de 39 años muerta en Sudáfrica.
Great white shark
Las playas de la bahía de Plettenberg, en la costa sur del Cabo, han sido cerradas tras la espeluznante muerte del domingo por la mañana.

La mujer, que se cree que estaba de visita en Ciudad del Cabo, estaba dándose un chapuzón a primera hora de la mañana en aguas poco profundas para celebrar el fin de semana festivo cuando fue atacada.

En un movimiento repentino, el mortífero depredador se acercó rápidamente desde las aguas profundas y la agarró con sus mandíbulas ante los aterrorizados compañeros de baño.

La mujer, que estaba al borde del grupo, dejó escapar un grito cuando el tiburón le mordió la carne y la arrastró bajo el agua.


Los nadadores y surfistas que gritaban se apresuraron a ponerse a salvo mientras el agua se vaciaba rápidamente.

Es el segundo ataque mortal de un tiburón en la pequeña ciudad desde finales de junio.


Un testigo presencial dijo a los socorristas:
"Estaba un poco nublado pero había algo de sol y había bastante gente dándose un chapuzón temprano ya que la temperatura era bastante cálida. Entonces oí muchos gritos y vi a gente salir corriendo del agua. Supuse que era el ataque de un tiburón, pero yo estaba bastante lejos y entonces apareció el bote salvavidas. Luego escuché que una mujer había sido atacada mientras nadaba a sólo dos o tres olas de distancia, por lo que era bastante poco profunda, pero se dijo que no se podía hacer nada para ayudarla", dijo.
El portavoz del Instituto Nacional de Salvamento Marítimo (NSRI) de Sudáfrica, Craig Lambinon, dijo que las unidades locales del NSRI y del Servicio de Policía de Sudáfrica (SAPS) se movilizaron alrededor de las 7:53 horas locales (6:53 horas BST).

Descubrieron el cuerpo ensangrentado de la mujer a unos 15 metros de la orilla.

"Se puso en marcha la embarcación de salvamento marítimo Eric Stratford", dijo Craig. "Al llegar al lugar de los hechos, se recuperó del agua el cuerpo de una mujer, al parecer de 39 años, de Ciudad del Cabo, y se llevó a la playa".

La policía ha abierto una investigación y el cuerpo de la mujer sin nombre está bajo el cuidado de los Servicios de Salud y Patología Forense del Gobierno del Cabo Occidental.

Se ha instado al público a tener cuidado en la costa de Plettenberg Bay y del Cabo Sur.

El alcalde del municipio de Bitou, David Swart, dijo: "Nunca habíamos tenido una víctima mortal en Plettenberg hasta 2011 y ahora hemos tenido tres con dos en los últimos tres meses.
"Estamos investigando y estudiando la posibilidad de poner una barrera contra los tiburones y una mayor señalización de advertencia y de comenzar la temporada de nuestros socorristas un mes antes de lo habitual.

No parece haber ningún cambio en el comportamiento de los tiburones en esta zona, así que es un poco misterioso por qué hemos tenido tres ataques mortales en un espacio de tiempo tan corto".
La noticia llega apenas unos días después de que el NCRI y el municipio de Bitou emitieran una advertencia debido a la creciente actividad de los tiburones, que se alimentan de los cadáveres de ballenas jorobadas que llegan a la costa.

El 28 de junio de este año, el nadador Bruce Wolov murió a manos de un tiburón en la playa Sanctuary de Plettenberg Bay.

En ese momento, el alcalde Swart dijo que la comunidad hacía "todo lo posible para garantizar la seguridad de sus residentes y visitantes y se entristece enormemente cuando ocurren acontecimientos trágicos que escapan a su control".

Y añadió:
"Aunque Plettenberg Bay es famosa por su belleza natural, tanto en tierra como en el mar, debemos recordar constantemente que somos visitantes en la naturaleza y que debemos ser precavidos cuando estamos en el entorno natural.

Instamos a todos los participantes en actividades acuáticas en el mar a que sean precavidos, estén atentos a su entorno y presten atención a las advertencias de cualquier persona en posición de autoridad".
En Sudáfrica se han producido 37 ataques mortales de tiburones en los últimos 25 años, y la actividad de los tiburones entre Port Elizabeth y Ciudad del Cabo aumenta durante el invierno, durante la carrera anual de sardinas, una importante fuente de alimento para las criaturas en esta época del año.

En 2011, el carpintero local y surfista Tim Van Heerden fue atacado mortalmente por un gran tiburón blanco mientras esperaba para coger una ola.

La criatura lo mordió dos veces mientras lo arrojaba al mar, seccionando la arteria femoral.

Un experto sudafricano en tiburones, que pidió no ser nombrado, dijo: "Hay que recordar que el océano siempre ha sido el territorio de los tiburones: ellos mandan.
"Hoy en día hay cada vez más gente en el agua, con el surf, el paddle boarding y la natación, y los tiburones nunca están muy lejos.

Pero no buscan a los humanos y los ataques son raros y no suelen ser intencionados, ya que confunden a los humanos con presas, pero los resultados suelen ser fatales.

Tienes 47 veces más posibilidades de morir a causa de un rayo o 11 veces más de morir a causa de los fuegos artificiales que de morir a causa de un tiburón. Lugar equivocado, momento equivocado", dijo.