En un intento por desalentar el acaparamiento de dólares estadounidenses antes de la devaluación prevista por los inversionistas en Argentina, el Banco Central del país sudamericano limitó la tenencia de esa divisa norteamericana para los bancos, a unos días de que asuma el poder el presidente electo, Javier Milei.
Banco central Argentina
© AFP 2023 / RONALDO SCHEMIDT
Según explica Bloomberg, en una medida anunciada el último día hábil de la actual Administración, el banco central informó que las tenencias de la moneda estadounidense no podrán ser superiores a la cantidad más baja registrada entre el 12 de octubre y el 6 de diciembre.

Además, esta nueva norma obligaría a los bancos a deshacerse de los dólares que actualmente tienen en cartera, según dijeron al medio estadounidense personas familiarizadas con el asunto, que pidieron no ser citadas por discutir información privada.

Eso aumentaría, agrega el medio, la oferta en el mercado oficial de divisas y ayudaría al banco central a sostener el peso justo cuando los operadores se preparan para una devaluación debido a la llegada de Milei al poder. Los precios del mercado apuntan a una caída del 27% del peso argentino el 11 de diciembre, un día después de la toma de protesta del nuevo gobierno, y los inversionistas ven una devaluación del 44% en el futuro con Milei.

El mismo día y de manera sorpresiva, el banco central argentino dejó correr casi 6% al tipo de cambio oficial. Sobre el cierre de las operaciones bursátiles, el banco central convalidó el mayor salto diario para la divisa en casi cuatro meses durante la última jornada hábil antes del cambio de Gobierno.

De acuerdo con el diario argentino La Nación, el banco central aceleró sorpresivamente la tasa de devaluación del peso al dejar subir en la última media hora de operaciones 21,3 al dólar mayorista, que así cerró a 385 por unidad para la venta, mientras el dólar minorista quedó en 400,50.
"Lo hizo para tratar de acortar el saldo negativo por sus intervenciones sobre el mercado y, a la vez, desalentar las operaciones en diferido de un dólar promedio a 500 pesos que habían comenzado a hacer los bancos desde ayer [para captar una renta de hasta 23% en pesos en cinco días] y por liquidarse el lunes, además de prolongar la férrea limitación que le había impuesto ya semanas atrás en su posición global de moneda extranjera, para evitar que se sume presión a la demanda de contado", explica el diario argentino.
El presidente electo Javier Milei asumirá el cargo el próximo 10 de diciembre para gobernar un país con una inflación récord que supera el 140%. "No hay plata", reconoció el político de derecha poco después de haber ganado las elecciones.

De este modo, Milei se enfrenta a un déficit fiscal crónico que, según él, combatirá dejando de emitir moneda, recortando el gasto público y privatizando empresas estatales.