El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, anunció el lunes el lanzamiento de la "Operación Guardián de la Prosperidad", una operación naval en el Mar Rojo y el Golfo de Adén, dirigida contra los rebeldes huthíes en Yemen y amenazando a Irán. Austin hizo el anuncio en Israel, subrayando el papel que desempeñará el ejército sionista en cualquier guerra futura con Irán.
israel eeuu
"La reciente escalada de ataques imprudentes de los huthíes desde Yemen amenaza el libre flujo del comercio, pone en peligro a marinos inocentes y viola el derecho internacional", dijo Austin en un comunicado. "Es un desafío internacional que requiere una acción colectiva".

En una conferencia de prensa, Austin dejó claro que el principal objetivo de la operación era Irán: "Irán está aumentando la tensión al seguir apoyando a grupos terroristas y a los ataques maliciosos llevados a cabo por estos representantes iraníes, que amenazan la región y corren el riesgo de conducir a una conflicto más amplio". En una amenaza ambigua, Austin dijo: "Por supuesto, Estados Unidos no busca la guerra. E instamos a Irán a tomar medidas de reducción de la tensión".

Estados Unidos ha enviado una armada de casi 20 buques de guerra a Oriente Medio, encabezados por dos grupos de ataque con portaaviones. La operación naval incluye a sus más fieles sicarios, como España, sin que el nuevo gobierno haya opuesto ninguna objeción.

El sábado, el destructor estadounidense de misiles guiados USS Carney, clase Arleigh Burke, interceptó más de una docena de drones lanzados desde Yemen. Austin dijo que la iniciativa busca "abordar el desafío que plantea este actor no estatal que lanza misiles balísticos y vehículos aéreos no tripulados contra los buques mercantes de muchos países que transitan legalmente en aguas internacionales".

En la conferencia de prensa intervino el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant.

El servicio de noticias de la Marina de Estados Unidos dio una idea del despliegue masivo en curso. La Armada estadounidense tiene al menos tres destructores cerca del estrecho de Bab El Mandeb, entre el Mar Rojo y el Golfo de Adén. También operan en e Mar Rojo el destructor de misiles guiados HMS Diamond (D34) de la Royal Navy británica y la fragata de misiles guiados FS Languedoc (653) de la Armada francesa.

Durante el fin de semana, Estados Unidos trasladó el portaaviones Dwight D. Eisenhower (CVN-69) y sus escoltas al Golfo de Adén, entre Somalia y Yemen. En la zona vieron el lunes al destructor de misiles guiados USS Laboon (DDG-58) entrar en el Mar Rojo a través del Canal de Suez.