El Ejército israelí ha profanado al menos 16 cementerios en su ofensiva terrestre en la Franja de Gaza, removiendo la tierra, arruinando lápidas y, en algunos casos, desenterrando cuerpos, según revela CNN en una investigación, publicada este sábado, apoyada en el análisis de imágenes por satélite y grabaciones en las redes.
Gaza Graveyard
© AP
En varios casos, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) parecen haber utilizado los cementerios como puestos militares, nivelando grandes áreas y erigiendo arcenes para crear fortificaciones defensivas, así como destruyendo lápidas o conduciendo vehículos blindados o tanques sobre las tumbas, afirmó el medio. Varias personas contaron que, al llegar a los cementerios, no pudieron encontrar las tumbas de sus parientes.

«Las escenas son horribles. Queremos que el mundo intervenga para proteger a los civiles palestinos», lamentó el portavoz del grupo de oposición palestino Fatah en Gaza.

Janina Dill, codirectora del Instituto de Ética, Derecho y Conflictos Armados de la Universidad de Oxford, recalca el «enorme significado simbólico» que se desprende de «la idea de que ni siquiera los muertos descansan en paz». «El derecho internacional humanitario protege la dignidad de las personas que están fuera del combate o del combate, y esa protección no termina cuando mueren», reclama.


Además, expertos legales aclaran que los actos de Israel podrían constituir crímenes de guerra, ya que la destrucción intencionada de sitios religiosos, como los cementerios, viola el derecho internacional y el Estatuto de Roma de 1998 para juzgar crímenes de guerra, genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de agresión (que Israel no ha ratificado).

Sin embargo, según las FDI, a veces «no hay otra opción» que atacar los cementerios, porque — aseguran — Hamás los utiliza con fines militares.

«Dignidad y respeto»

«El proceso de identificación de rehenes, realizado en un lugar seguro e inhabitual, garantiza condiciones profesionales óptimas y respeto por los fallecidos», sostuvo un portavoz de las FDI, añadiendo que «no existe una política para crear puestos militares en los cementerios» y que los cuerpos que se determine que no son de rehenes son «devueltos con dignidad y respeto».


Comentario: ¿En realidad esperan que creamos esas declaraciones?


Al mismo tiempo, según CNN, en al menos dos casos, está claro que se han hecho esfuerzos por respetar a los muertos, en cementerios donde no se entierra a los palestinos y que quedaron intactos en medio de carreteras y vehículos destrozados.