Bienvenido a Sott.net
jue, 27 feb 2020
El Mundo para la Gente que Piensa

Ciencia y Tecnología
Mapa

Mars

Fotografían la luna más grande de Marte a tan solo 2.400 kilómetros de distancia

La luna marciana Fobos orbita a unos pocos miles de kilómetros sobre la superficie del planeta rojo.
Mars moon
© YouTube / ESA
El satélite Fobos, captado por la sonda Marx Express.
Hace un mes, la sonda Mars Express, de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), hizo una serie de fotografías de Fobos, el satélite más grande y más cercano de Marte, cuando este cuerpo espacial estaba a unos 2.400 kilómetros del aparato. El 12 de diciembre, la agencia publicó un video de su paso, compuesto de 41 imágenes.

Bell

El planeta Tierra ya estaba intoxicado por volcanismo antes del meteorito que extinguió a los dinosaurios

La Tierra ya estaba contaminada antes de que los dinosaurios perecieran como resultado del impacto de un asteroide, revela un estudio.
dinosaurios
Las erupciones volcánicas de las llamadas escaleras del Decán (La India) pudieron haber contribuido a la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años, por la contaminación medioambiental con mercurio, indican los resultados de una investigación de la Universidad de Míchigan (EE.UU.), publicada este lunes en la revista Nature Communications.

Comentario: Al parecer, la extinción de los dinosaurios no se debió a un único fenómeno aislado sino que hubo una variedad de "cambios planetarios" y otros factores antes de que el meteorito hiciera su aparición fatal.

Recomendamos leer:


Jupiter

La NASA descubre una nueva tormenta del tamaño de Texas que completa un gigantesco hexágono de ciclones en Júpiter

Para poder captar las imágenes, el equipo de Juno tuvo que evitar un eclipse potencialmente fatal para la misión, manteniendo la nave a salvo y alimentada de energía solar durante el fenómeno, mientras se desataban las increíbles tormentas.
jupiter cyclones
© NASA/JPL-Caltech/SwRI/ASI/INAF/JIRAM
Esquemas de Estados Unidos y Texas superpuestos sobre la familia de ciclones en el polo sur de Júpiter.
Juno, la sonda de la NASA que orbita Júpiter desde 2016, descubrió una nueva tormenta el pasado 3 de noviembre durante un sobrevuelo a 3.500 kilómetros sobre la atmósfera del planeta. La tormenta, que se encontraba oculta debajo de la capa superior de nubes, se une a una familia de seis ciclones presentes en el Polo Sur del planeta gigante.

Nuke

Avispones insaciables: ¿otro desastre provocado por la radiación de Chernóbil?

La radiación de Chernóbil estimula en los avispones un metabolismo más rápido que el de sus parientes de otras zonas, así como un mayor consumo de néctar. Este incremento puede tener mayores consecuencias ecológicas.
Avispones insaciables: ¿otro desastre provocado por la radiación de Chernóbil?
© Pixabay/image4you
Este cambio podría deberse a la constante exposición a la radiación de bajo nivel de la zona, revela un estudio realizado por científicos de la Universidad de Stirling. Durante su estudio, los investigadores británicos simularon en un laboratorio el nivel de radiación registrado en Chernóbil para conocer qué impacto podría tener sobre los insectos que habitan en la zona de exclusión.

Pi

El gato de Schrödinger salva por fin su vida

Ya es posible medir la superposición de estados sin perturbar un sistema cuántico: un modelo matemático consigue observar al gato de Schrödinger sin poner en peligro su vida. Nuevo paso para la comprensión de la mecánica cuántica.

gato de Schrödinger
© Gerd Altmann, Pixabay
Una de las grandes cuestiones de la física de partículas es que resulta bastante complicado observarlas sin que esa observación cambie su naturaleza, lo que ha derivado en la suposición de que la realidad, en su estado más elemental, es inaccesible al conocimiento humano.

Holger F. Hofmann, profesor asociado de Física en la Universidad de Hiroshima en Japón, explica al respecto: "para mirar, debemos tener luz, y la luz cambia el objeto. De hecho, incluso un solo fotón de luz transfiere energía al objeto que se está mirando."

Una interpretación de esta evidencia es que, como no se puede medir nada sin alterarlo, eso significa que todo lo que sabemos del mundo cuántico es algo de alguna forma subjetivo: depende del observador (que ilumina la realidad para poder observarla).

Evil Rays

El 5G, un posible riesgo para los 'hombres del tiempo'

La señal del 5G ocupará bandas de frecuencias bajas en el espectro radioeléctrico. Pero en paralelo, también necesita ocupar frecuencias altas, para mejorar la capacidad de la red y la velocidad. Una de ellas es la de 24 GHz. Muy cerca del espacio que los meteorólogos utilizan para estudiar las partículas de vapor de agua, de las que extraen datos clave para predecir el tiempo.
bandas de frecuencias
© Getty Images
En la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2019, celebrada el pasado noviembre en Egipto, los representantes de 160 naciones llegaron a un acuerdo global para asociar las bandas de frecuencia a diferentes servicios. Respecto al 5G, el centro de los debates, se acordó que usaría la banda de 24 GHz, pero se limitó la cantidad de ruido que deben hacer las señales. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, se evita así que este ruido provoque interferencias en la observación de los satélites meteorológicos.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) tiene otra opinión del asunto. En un comunicado, señaló que las tasas de ruido aprobadas pueden causar 10 veces más interferencias de lo que esta organización recomendaba. Ambos organismos pertenecen a Naciones Unidas. Pero está claro que su posición está enfrentada.

"Esta decisión tiene el potencial de degradar significativamente la precisión de la información recogida en esta banda de frecuencia, lo que puede comprometer la operación de los sistemas satelitales de observación para todas las previsiones del tiempo", así ha expresado su descontento la OMM. La banda asignada al 5G es vecina de la que usan los meteorólogos.

Comentario: Y también es un riesgo para la salud y el medio ambiente. Vea también:


Galaxy

Descubren 19 galaxias sin materia oscura y los científicos no saben por qué

Al menos 19 galaxias enanas recientemente descubiertas carecen de materia oscura y los astrofísicos no están seguros del porqué. Esta materia se considera un ingrediente principal de las galaxias, lo que hace que este sea un descubrimiento desconcertante.

Galaxia
© Pixabay/ Buddy_Nath
La materia oscura es uno de los mayores enigmas para la comunidad científica. Podría representar casi un tercio del universo conocido y potencialmente hasta el 85% de toda la materia, pero nunca se ha podido observar de manera directa. Los astrónomos saben de su existencia debido a los efectos que ejerce sobre otros objetos, como la gravedad, un elemento clave en la formación de las galaxias.

Comentario: Tal vez la llamada "materia oscura" realmente sea manifestación de algún otro fenómeno que aún no hemos comprendido del todo y por eso resulta que ciertas galaxias carezcan de la misma e igual puedan existir.

Al respecto, recomendamos leer: Con respecto a reevaluar el concepto de formación de galaxias, quizás puedan empezar a considerar la teoría del Universo Eléctrico:


Sun

Sonda de la NASA envía sorprendentes datos al adentrarse en el Sol

La sonda solar Parker de la NASA consigue adentrarse en la abrasadora atmósfera del Sol dejando nuevos y fascinantes descubrimientos.
sol sonda

La sonda solar Parker de la NASA revela detalles sobre el viento solar.
Tras su lanzamiento hace un año, la sonda solar Parker empieza a enviar los primeros datos después de volar más cerca del Sol que cualquier otra misión en la historia, y ahora los investigadores de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) describieron el miércoles los primeros reportes recibidos. El estudio fue publicado en la revista Nature.

Los primeros datos que envía Parker están relacionados con la misteriosa temperatura de la atmósfera del Sol, conocida como la corona, que es cientos de veces más caliente que su superficie, así como los orígenes precisos del viento solar, que es la corriente de partículas que son expulsadas hacia todo el Sistema Solar y más allá.

Meteor

Los microorganismos devoradores de meteoritos serían la clave del origen de la vida en la Tierra

Científicos de Austria, Francia, Reino Unido y Alemania descubrieron que los microorganismos Metallosphaera sedula pueden devorar meteoritos y sobrevivir en condiciones extremas. Su estudio permitiría explicar el origen de la vida en nuestro planeta.
Asteroid
© CEO/Pixbay
Tetyana Milojevic y su equipo de la Universidad de Viena estudiaron el crecimiento y los procesos fisiológicos de los microorganismos que viven a altas temperaturas (73 grados centígrados) y alta acidez (pH 2).

Comet 2

Polvo de estrellas: de cómo la vida pudo caer del cielo

Un estudio recién publicado expone que cuando algunos meteoritos se estrellaron contra la Tierra transportaban azúcar extraterrestre.

satélite
© NASA
Concepción artística del Stardust.
Para evitar que los seguidores del escritor de ciencia ficción Ray Bradbury se vengan arriba, conviene aclarar que los autores de la investigación, entre los que se cuentan dos sesudos científicos de la Nasa, no han encontrado un saco de azúcar de mesa, sino trazas de azúcares, como ribosa, en muestras de polvo obtenidas de dos meteoritos. En total, 11 partes por mil millones (ppmm) en el meteorito NWA 801 y 180 ppmm en el Murchison.

El ARN es una biomolécula presente en todos los organismos conocidos, y la ribosa es uno de sus componentes fundamentales. El ARN es responsable de copiar la información genética almacenada en el ADN y de entregar esos datos a las estructuras celulares responsables de producir las proteínas que los organismos necesitan para vivir.

Esta es la primera vez que estos azúcares bioesenciales se han detectado en meteoritos. En otros fragmentos de cuerpos celestes se hallaron anteriormente algunos componentes básicos importantes de la vida, como aminoácidos y nucleótidos (componentes del ADN y ARN), pero nunca azúcares. Hasta ahora.

Comentario: Vea también: