Tomado del blog Noticias de abajo.

Un estudio preclínico descubre que el extracto de la Stevia tiene propiedades antibióticas contra la bacteria que provoca la enfermedad de Lyme.

La enfermedad de Lyme es muy difícil de tratar, debido a sus bien conocidas capacidades pleomórficas (cambio de forma) , de modo que a veces los antibióticos convencionales no consiguen una cura completa a largo plazo. ¿Podría la planta Stevia proporcionar un uso más seguro y más eficaz para combatir una infección cada vez más frecuente?

Un nuevo estudio preclínico revela que el extracto completo de la hoja de Stevia posee una excepcional capacidad antibiótica contra el patógeno Borrelia burgdorferi, muy difícil de tratar, conocida por causar la enfermedad de Lyme. El estudio dice:
"El extracto de la hoja entera de la Stevia, como agente individual, fue eficaz contra todas las formas morfológicas conocidas de B. burgdorgeri".
Actualmente, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reconoce que al menos unos 300.000 estadounidenses son infectados anualmente por la enfermedad de Lyme, siguiéndose el protocolo convencional de tratamiento mediante antibióticos, que no sólo tiene sus efectos secundarios, sino que a veces únicamente abordan de manera superficial la infección, de modo que la enfermedad de Lyme puede seguir persistiendo y causando daños.

B. burgdorferi tiene un ciclo de vida muy complejo y puede darse de formas radicalmente diferentes: espiroquetas, esferoplastos ( o forma de L y sin pared celular), de cuerpo redondo o en forma de quiste ( que permite un estado de latencia y la no detección mediante una PCR (Reacción en cadena de la polimerasa), y muy resistente a los antibióticos. Estas propiedades pleomórficas hacen que los tratamientos convencionales no resulten a veces excesivamente eficaces, porque mientras que algunos antibióticos convencionales son eficaces contra las paredes celulares de algunas formas como las espiroquetas, resultan ineficaces contra aquellas formas que carecen de pared celular. Esto permite a B. burgdorferi cambiar de forma para eludir los sistemas convencionales de erradicación de estas bacterias. Además, la formación de una película (biofilm) crea una barrera significativa contra la mayoría de los antibióticos convencionales, incluso cuando se utilizan varios combinados, y se ha sugerido recientemente que es el mecanismo más eficaz de la resistencia a los antibióticos.

El nuevo estudio publicado en la Revista Europea de Microbiología e Inmunología y titulado "Eficacia de la hoja entera de la Stevia rebaudiana contra las diversas formas morfológicas de Borrelia burgdorferi in vito", ha sido realizado por investigadores del Departamento de Biología y Ciencias Ambientales de la Universidad de New Haven, West Haven, Connecticut.

Los investigadores compararon directamente un extracto líquido de Stevia, que se puede conseguir sin dificultad en las herboristerías, con los antibióticos convencionales y evaluaron la capacidad de ambos en erradicar las diversas formas de Borrelia burgdorferi, incluidas las formas llamadas "persistentes".

El estudio señala, que de acuerdo con el CDC, alrededor del 10% al 20% de los pacientes con enfermedad de Lyme tratados con antibióticos durante las 2-4 semanas que se recomiendan no experimentan mejoría, continuando con efectos adversos tales como fatiga, dolores articulares y musculares. En algunos de estos pacientes los efectos adversos duran más de 6 meses. Estos pacientes a menudo con clasificados como pacientes con "enfermedad de Lyme crónica" o "síndrome de enfermedad de Lyme post-tratamiento". Si bien los efectos adversos de los antibióticos, al destruir la beneficiosa flora intestinal, podría explicar este síndrome, otra posibilidad es que los fármacos induzcan mayores factores de resistencia, provocando un mayor malestar.

Dada la complejidad para la erradicación de B. burgdorferi mediante los antibióticos convencionales, los investigadores estudiaron el potencial de la Stevia como antimicrobiano.

La Stevia no se ha considerado normalmente un agente antimicrobiano, pero todas las plantas poseen sistemas fitoquímicos de defensa, que las protegen contra la infecciones, y que al consumirlos a veces los aprovechamos y resultan beneficiosos. Los investigadores dicen sobre este punto:
"El extracto de la hoja de Stevia posee muchos fitoquímicos, tales como austroinulina, β-caroteno, dulcósido, nilacina, rebaudióxidos, riboflavina, esteviol, esteviosida y tiamina con propiedades antimicrobianas contra muchos patógenos [40, 42, 43]. El papel de estos compuestos consiste principalmente en proteger a la planta de las infecciones microbianas y de las condiciones ambientales adversas [38-43]".
Los investigadores explicaron la eficacia de la Stevia contra los cultivos de la bacteria B. burgdorferi, comparándola con tres antibióticos utilizados a veces para tratar la enfermedad de Lyme, la doxiciclina, cefoperazona, daptomicina, así como sus combinaciones:
"La susceptibilidad de las diferentes formas fue evaluada mediante diversas técnicas cuantitativas, además de diferentes métodos de microscopía. La eficacia de la Stevia se comparó con la doxiciclina, la cefoperazona, la daptomicina y sus combinaciones. Nuestros resultados demostraron que la Stevia tuvo un efecto significativo en la eliminación de las bacterias tratadas y persistentes de B. burgdorferi. Los experimentos de subcultivo con Stevia y bacterias tratadas con antibióticos tuvieron una duración de 7 y 14 días, consiguiendo entre ninguna y el 10% de bacterias viables, respectivamente, en comparación con los antibióticos mencionados anteriormente. Cuando la Stevia y los tres antibióticos se probaron contra la biopelícula que forman las bacterias (biofilm), la Stevia redujo de manera perceptible las formas de B. burgdorferi. Los resultados de este estudio sugieren que un producto natural como el extracto de la hoja de Stevia podría ser considerado como un eficaz agente contra B. burgdorferi".
En particular, este estudio encontró que las formas persistentes de B. burgdorferi resistentes a los antibióticos, que forman una biopelícula, en realidad aumentaba cuando se administraban los antibióticas de forma individual. La Stevia, sin embargo, redujo la masa de la biopelícula en ambas superficies donde se realizó el ensayo (plástico y colágeno) en aproximadamente un 40%.

También es interesante observar que el extracto esteviósido de la Stevia, por sí mismo, no actúa como un agente antimicrobiano eficaz contra la B. burgdorferi, ni tuvo ningún efecto contra las bacterias resistentes. Algunos productos comercializados, como Truvia, de la empresa Coca-Cola, no tendrían propiedades medicinales como el extracto de la planta completa. Esto nos acerca al conocido principio de la medicina natural que dice que la actividad del todo no puede ser reproducida por una de las partes, ni la actividad terapéutica idéntica a la suma de las partes.

Si bien se trata de un estudio preliminar y no debe interpretarse como que el consumo del extracto del Stevia dé lugar a mejoras clínicas comparables o superiores a los antibióticos convencionales, sí abre la puertas a futuras investigaciones sobre el tema. Dicho esto, cualquier persona que esté considerando formas naturales de prevenir la infección que provoca la enfermedad de Lyme, o de apoyarse en una terapia complementaria a los tratamientos convencionales de la enfermedad, podría utilizar esta sustancia de forma segura. No hay estudios que señalen a la Stevia como causa de daños, a diferencia de los tratamientos convencionales. Vea nuestra sección sobre la Stevia para obtener mayor información.
Sayer Ji es fundador de Greenmedinfo.com, revisor de International Journal of Human Nutrition y Functional Medicine, Cofundador y Director General de Systome Biomed, Vicepresidente de la Junta Directiva de la Federación Nacional de Salud, Miembro del Comité Directivo de la Fundación Mundial contra los Transgénicos.