Se trata de un asombroso descubrimiento histórico, según el cual los genes de algunos virus, tales como el del dengue y del Zika, son casi iguales a los responsables de nuestra capacidad de reproducción sexual.
© CDC/Cynthia Goldsmith
"Hay un limitado número de formas naturales de fusión celular. Resulta que la estructura de la proteína más antigua utilizada por los organismos de nuestro planeta para reproducirse es idéntica a la utilizada por los virus del dengue y del Zika para penetrar en nuestras células", explica William Snell de la Universidad de Maryland, EEUU, citado por Science Daily.

Desde hace mucho, los científicos debaten sobre los orígenes de la reproducción sexual. Todo está más o menos claro en cuanto a las razones de este tipo de la reproducción —permite a los animales adaptarse más fácilmente al surgimiento de nuevos parásitos e infecciones con un ciclo de vida reducido—, sin embargo, queda poco estudiado el asunto de sus orígenes.

Los científicos estadounidenses hicieron su descrubrimiento estudiando la estructura de la proteína utilizada por los espermatozoides y óvulos para la fusión. Resultó que este gen es idéntico al gen utilizado por los virus para infiltrarse dentro de nuestras células.

Al analizar los resultados de sus experimentos, el equipo científico llegó a la conclusión de que los virus "regalaron" la capacidad de reproducirse por una vía sexual a nuestros ancestros durante alguna etapa de la evolución.

Sin embargo, este descubrimiento tiene una gran importancia práctica, ya que al saber que esta misma proteína la utilizan la mayor parte de los virus, sería posible bloquearlos haciendo nuestras células impenetrables para dichos parásitos.