Una investigación de científicos irlandeses ha evaluado cómo influye la lactancia materna en el desarrollo intelectual de los niños a largo plazo.

Los médicos siguen discutiendo sobre la importancia de dar el pecho a los niños. Mientras los especialistas han demostrado el papel de la leche materna en el sistema inmunológico y el crecimiento de los bebés a corto plazo, científicos irlandeses han decidido averiguar sus efectos en edades más avanzadas.
beats feeding amamantar
© Imagen Ilustrativa/Fredy Builes/Reuters

Un equipo de investigadores encabezado por Lisa-Christine Girard, profesora del University College de Dublín, ha publicado un estudio que ha evaluado el efecto de la lactancia en la actividad intelectual de 7.478 niños irlandeses. En su trabajo los científicos han examinado el desarrollo cognitivo de niños desde los nueve meses de su nacimiento hasta los cinco años de edad.

Para hacerlo, los investigadores elaboraron un cuestionario para los padres de los niños, tanto si fueron alimentados con leche materna como si no. Los progenitores debían responder a preguntas sobre el vocabulario y las habilidades de resolución de problemas de sus hijos de tres años. El mismo procedimiento fue utilizado para estudiar el desarrollo cognitivo de los niños cuando tenían cinco años, pero en este caso también participaron en el sondeo los maestros de los menores.

Los investigadores constataron que los niños que fueron amamantados mostraban tasas de hiperactividad inferiores y mejores habilidades de resolución de problemas a los tres años, mientras que a los cinco las diferencias de desarrollo entre los dos grupos - los amamantados y los que no - no eran tan significantes.


Comentario: Aunque tal vez este evento tenga implicaciones mucho más amplias. Una padre con un hijo que requiere mucha más atención puede llegar a sufrir un nivel de estrés más alto. Este estrés de hecho puede afectar la relación entre el padre y el hijo, algo que puede llegar a tener consecuencias que se extienden más allá de la capacidad de aprender.


"Se encontró un efecto directo de la lactancia materna en la reducción del comportamiento hiperactivo cuando los niños tenían tres años. Pero no se detectó lo mismo cuando los niños tenían cinco años, lo que sugiere que puede haber otros factores que son más influyentes para el desarrollo", concluyó la autora principal del estudio, Lisa-Christine Girard, en un comentario a 'The Independent'.