El uso de estos antibióticos duplica el riesgo relativo en adultos en los 60 días siguientes a la exposición.
fluoroquinolonas
Esta es la conclusión de un estudio llevado a cabo por un equipo científico de la Universidad Nacional de Taiwan, que ha examinado la relación entre la incidencia de aneurisma o disección aórtica en 1,477 pacientes que habían sido hospitalizados por esta causa. Los datos de cada paciente fueron comparados con los de 100 individuos control de características similares, procedentes de una base de datos sanitaria nacional. El análisis demostró que el uso actual o pasado de fluoroquinolonas (FQs) se asocia a mayor riesgo relativo y propensión a sufrir las citadas lesiones vasculares. El uso actual mostró mayor grado de asociación que el uso en los 2 meses a un año previos a la hospitalización o al uso en el año anterior a este período. Aunque el estudio no establece una relación causa-efecto, los autores recomiendan que, en ausencia de datos definitivos, los clínicos adopten una actitud vigilante en pacientes de alto riesgo.

Estudios previos han asociado las FQs con desórdenes del colágeno, tales como ruptura del tendón de Aquiles, tendinopatía y desprendimiento de retina, hasta el punto que la FDA planea requerir a los manufacturadores que adviertan apropiadamente de algunos de estos efectos adversos en la caja del fármaco. El colágeno es un importante componente de la matriz extracelular de la pared aórtica, lo que podría explicar que las FQs causen o agraven lesiones en este vaso.

Dada la elevada carga que representa el aneurisma aórtico en todo el mundo, los autores indican la necesidad de realizar estudios similares en otras poblaciones de pacientes, especialmente en los de alto riesgo.

Actualización 28 de julio de 2016

El pasado 26 de julio la FDA estadounidense autorizó una serie de cambios en la etiqueta de una clase de antibióticos llamados fluoroquinolonas relativos a las advertencias.

"Las fluoroquinolonas presentan riesgos y beneficios que deberían tomarse en consideración con el mayor cuidado posible", afirma Edward Cox, director de Office of Antimicrobian Products de la FDA. "Es importante que tanto los profesionales de la salud como para los pacientes conozcan los riesgos y beneficios de las fluoroquinolonas con el fin de poder tomar una decisión informada acerca de su uso".

Este tipo de antibióticos destruyen o retrasan el crecimiento de las bacterias. Una serie de revisiones recientes realizadas por la FDA sugieren que las fluoroquinolonas afectan los tendones, los músculos, las articulaciones, los nervios y el sistema nervioso central. Es más, estos mismos efectos pueden aparecer una vez pasadas varias semanas del tratamiento.