Teherán ha efectuado este jueves un exitoso lanzamiento de cohete-portador Simurg de desarrollo propio capaz de portar unos 250 kilogramos de carga útil.

Iran
© Reuters
El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, mirando al cohete Simurg durante una ceremonia en 2010.

Irán ha probado con éxito este jueves el cohete-portador Simurg de desarrollo doméstico, que tiene capacidad para lanzar al espacio satélites de 250 kilogramos a una altitud de hasta 500 kilómetros, informa la cadena local PressTV.

Desde Teherán se informa de que el lanzamiento ha sido realizado desde el centro espacial Imam Jomeini, que tiene a su cargo todas las operaciones relacionadas con portadores de satélites, incluidas preparación, lanzamiento, control y guiado.

En 2010, el entonces presidente Mahmud Ahmadineyad declaró que Irán tenía intención de enviar a un hombre al espacio en 2014.

Posteriormente, el exmandatario explicaría que la cuestión fue discutida por el Gobierno y que finalmente se decidió efectuar este lanzamiento en 2019. Es decir, cinco años después.

En febrero del 2010 Irán lanzó al espacio la nave Safir (Mensajero en español), que consiguió poner en órbita el primer satélite iraní, de nombre Omid (Esperanza). Más tarde, la República Islámica lanzó otros dos satélites: Rasad (Vigilancia) y Navid (Presagio).

Además, las autoridades iraníes ya han enviado pequeños animales al espacio. De hecho, en 2010 una rata, tortugas y gusanos viajaron al espacio a bordo del cohete transportador experimental Kavoshgar-3.