El Ministerio de Salud de Chile confirmó que dos personas ingresaron al país enfermos de lepra, y un tercer caso sospechoso de portar la enfermedad está en evaluación médica.

"A nivel del país, estamos hablando en total de tres casos (...) casos importados que en este momento están absolutamente controlados", informó la ministra de Salud, Carmen Castillo en conferencia de prensa.
© Pixbay

La alarma surgió cuando el 31 de julio el director del Servicio Público de Valdivia (centro) dio aviso de que un ciudadano haitiano posiblemente estuviera enfermo de lepra, después de que este se presentara en un hospital con una herida en su pie.

Posteriormente el Ministerio confirmó que eran tres los casos de sospechas de lepra, y prefirió no dar más información para resguardar los derechos de los pacientes.

La ministra Castillo hizo un llamado a la población a estar tranquilos, asegurando que esta es una enfermedad de muy baja transmisibilidad y que no existen riesgos asociados si se siguen los protocolos adecuados.

La enfermedad de Hansen o lepra, es una enfermedad bacteriana crónica que afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos y las vías respiratorias superiores; y hoy está establecido que es una infección escasamente transmisible y es tratable.

La lepra no es incapacitante, y las personas que la padecen pueden continuar su trabajo normal y otras actividades sin interrupción, mientras están bajo tratamiento, el cual puede durar varios años.

En Chile la lepra es una enfermedad de notificación obligatoria, y a pesar de que no se han registrado casos autóctonos en el país, sí ha habido casos importados anteriormente.