Actualización: Los muertos ascienden a 8 y cientos de personas se encuentran sin electricidad después de que la tormenta descargara dos veces la precipitación mensual en la ciudad italiana de Livorno.


Al menos seis personas murieron como consecuencia del temporal que en las últimas horas afectó al noroeste y centro de Italia, especialmente a las regiones de Liguria y Toscana, según informó el cuerpo de bomberos.
© EFE
"La situación es muy problemática, crítica, espero que no sea un desastre", declaró el alcalde de Livorno, Filippo Nogarin.
La zona más afectada y donde se encontraron inicialmente cinco cuerpos es la de la ciudad portuaria de Livorno y la vecina localidad de Montenero, en la costa toscana, adonde el temporal llegó después de afectar a Liguria, donde había sido declarada la alerta roja.


Posteriormente se supo del fallecimiento de otra persona que circulaba en un vehículo que sufrió un accidente como consecuencia de la tromba de agua.

En la zona de las seis muertes se han constatado inundaciones y desprendimientos como consecuencia de las fuertes lluvias, que desde primera hora de la mañana se han extendido hacia el sur y afectan ya a la región del Lacio y a su capital, Roma.

"La situación es muy problemática, crítica, espero que no sea un desastre", declaró el alcalde de Livorno, Filippo Nogarin, mientras los bomberos precisaron que habían intervenido en 160 situaciones de inundaciones, caída de árboles y rescate de personas en automóviles tanto en dicha ciudad como en Pisa durante la mañana.

Con la llegada del temporal a Roma, la capital registró inundaciones en zonas periféricas y obligó también a suspender la circulación en parte de las líneas A y B de la red del metro, la entidad gestora del transporte romano Atac, en Twitter.

Además las lluvias torrenciales afectaron al servicio ferroviario del entorno de Roma, como por ejemplo el que enlaza la capital con el aeropuerto de Fiumicino, así como de los ferris hacia y desde las islas de Ventotene y Ponza, frente al litoral del Lacio.