Más de 130 personas en Madagascar se contagiaron de peste, a la mitad de ellas les diagnosticaron peste pulmonar, la forma más grave de esta enfermedad, declaró el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier.

"Desde agosto en Madagascar se detectó un brote de peste pulmonar que se extiende con rapidez y sin el tratamiento necesario provoca rápido la muerte", dijo Lindmeier.
© CC BY-SA 2.0 / Olivier Lejade / Madagascar's flag

Precisó que de momento el número de contagiados en Madagascar se sitúa en 133 personas, 73 de las cuales padecen peste pulmonar.

Lindmeier indicó que 24 personas fallecieron por esta enfermedad, 17 de ellas, por la variante pulmonar.

"Es muy alto el riesgo de propagación de la enfermedad a nivel nacional y es medio a nivel regional", constató al explicar que "a diferencia de los brotes anteriores, este abarca un territorio más extenso, incluidas las grandes ciudades y las portuarias".

Asimismo, afirmó que la OMS está preocupada por la posible difusión de la peste, ya que se trata del inicio de una temporada favorable para la infección que suele durar entre septiembre y abril.

"De momento, el riesgo de difusión de la peste a nivel internacional es bajo, por tanto la OMS no recomienda limitar el tráfico aéreo", agregó Lindmeier.