Aunque las tormentas solares suelen pasar desapercibidas para la mayoría de la gente, los científicos advierten que en las próximas décadas un gran evento de este tipo podría causar graves daños en la Tierra.
© arxiv.org / Manasvi Lingam y Abraham Loeb
Esquema del escudo magnético propuesto por el centro de astrofísica Harvard-Smithsonian para colocar entre la Tierra y el Sol.
Un nuevo estudio llevado a cabo por el centro de astrofísica Harvard-Smithsonian (Cambridge, Massachusetts, EE.UU.) ha analizados los posibles impactos económicos que tendría una grande tormenta solar en el futuro y ha propuesto una ambiciosa estrategia para mitigar sus efectos: construir un escudo masivo en el espacio para proteger a la Tierra del Sol.

"Predecimos que en los próxims 150 años habrá un evento que causará daños comparables al PIB actual de Estados Unidos, de aproximadamente 20 billones de dólares, y el daño aumentaría exponencialmente con posterioridad hasta que el desarrollo tecnológico se sature", advirtió Abraham Loeb, uno de los investigadores, al portal Gizmodo.

Tomando en cuenta las potenciales pérdidas que podrían causar las tormentas solares, los científicos decidieron tratar de diseñar diversas soluciones al problema. Una de ellas, considerada por los investigadores como "viable", sería instalar un "escudo magnético" en el espacio.

Según los científicos, este "deflector magnético" del tamaño de la Tierra se colocaría entre la Tierra y el Sol a una distancia de 329.000 km de nuestro planeta y desviaría las partículas nocivas del Sol hacia el espacio exterior.

"Este proyecto de ingeniería podría llevar varias décadas en ser construido en el espacio", recalcó Loeb y precisó el coste de crear una infraestructura de este tipo, con un peso 100.000 toneladas, "probablemente [costaría] cientos de miles de millones de dólares, mucho menos que el daño [solar] que se espera a lo largo de un siglo".

Los autores del estudio indican que el gasto en construir el escudo magnético sería "comparable" al coste total de la Estación Espacial Internacional y "3 o 4 órdenes de magnitud más bajo que el PIB global actual o el daño económico de una llamarada" de gran virulencia.