© CC0 / Pixabay


Un equipo de científicos del Instituto de Astrofísica Espacial de Orsay (Francia) y de la Universidad de Edimburgo (Escocia) logró captar la parte 'perdida' de la materia que compone el universo, según un artículo publicado en la web de la biblioteca de la Universidad Cornell.


Durante su experimento, los investigadores se valieron el concepto conocido como efecto Suniaev-Zeldovich, que ocurre cuando la luz residual procedente del Big Bang atraviesa nubes del gas difuso y caliente formado por la llamada materia bariónica. El problema es que la existencia de este tipo de materia era una sospecha puesto que, hasta el momento, no había ningún telescopio o instrumento capaz de detectar más del 50% de las partículas bariónicas.

De este modo, tradicionalmente, se consideraba que la materia bariónica solo constituía el 4,6% de la masa del Universo, mientras que el 96% estaba compuesto por materia oscura y energía oscura.

Al analizar los datos obtenidos a través del observatorio orbital Planck, los investigadores llegaron a la conclusión de que la materia 'anteriormente perdida' es materia bariónica, y no materia oscura. Asimismo, las galaxias del Universo están conectadas a través de filamentos de gas caliente y difuso, afirman los astrónomos. Los investigadores también subrayaron que la materia bariónica de las estrellas es varias veces más densa que la del Universo, en promedio.

En 2015, el telescopio Planck consiguió construir un mapa de la materia del Universo gracias al efecto Suniaev-Zeldovich, no obstante, los vínculos bariónicos entre las galaxias eran muy pequeños para aparecer en la imagen. Por su parte, los científicos franceses y escoceses lograron superponer los datos de Planck en 1.260 pares de galaxias, lo que les permitió confirmar que existen filamentos de materia bariónica entre las galaxias, y son seis veces más densos de lo que se creía.