La caída de las temperaturas en los termómetros alcanza una diferencia de diez grados y de nuevo la nieve ha regresado a las zonas de montaña.
Calle Egido de Villanueva de Córdoba, este martes.
© Juan Manuel Ruiz
Calle Egido de Villanueva de Córdoba, este martes.
Un frente atlántico con embolsamiento de aire frío dejaeste lunes chubascos y tormentas en la mitad noreste y centro peninsular, y se desplazará hacia el Mediterráneo el martes, cuando la probabilidad de chubascos se trasladará al cuadrante sureste peninsular y al área mediterránea.
Una mujer se resguarda en el restaurante de los Lagos de la copiosa nevada.
© Nel Acebal
Una mujer se resguarda en el restaurante de los Lagos de la copiosa nevada.
En el caso de la provincia de León la caída de las temperaturas en los termómetros alcanza una diferencia de diez grados y de nuevo la nieve ha regresado a las zonas de montaña descendiendo a cotas de 900 metros.

La previsión en los próximos días se mantiene en la misma dinámica con las temperaturas máximas oscilando entre los 10 y los 13 grados y las mínimas entre uno y tres grados. Las temperaturas sólo volverán a incrementarse a lo largo del próximo fin de semana.

El citado frente, que ha entrado por el noroeste peninsular, provocará que el puente de mayo esté marcado por un incremento de la inestabilidad con chubascos y tormentas generalizadas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Este lunes afectará especialmente al área cantábrica, donde los chubascos y las tormentas serán más frecuentes y localmente persistentes. La cota de nieve se situará en 1.000 y 1.200 metros subiendo a 1.400 en horas centrales, pero descenderá en zonas puntuales.

Las temperaturas máximas experimentarán pocos cambios, pero las mínimas continuarán en descenso, con heladas en zonas montañosas de la Península. Asimismo, predominará el viento de componente oestealgo más intenso en el litoral cantábrico y Alborán, y en Canarias habrá un flujo débil del norte, una probabilidad muy pequeña de precipitaciones y sin cambios en las temperaturas.

Para el martes 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, la mayor probabilidad de chubascos estará en el cuadrante sureste peninsular y al área mediterránea, donde podrá haber chubascos y tormentas de distribución irregular. Las precipitaciones serán poco probables en las comunidades del oeste peninsular.

Las temperaturas tenderán a recuperarse con ascensos generalizados, salvo en el área mediterránea, donde se prevéndescensos. En Canarias continuará el viento débil del norte y una probabilidad muy pequeña de precipitaciones y ligeros ascensos en las temperaturas.

Ya el último día del puente, el miércoles 2 de mayo, el frente se alejará definitivamente y aumentará la estabilidad. Las temperaturas continuarán en claro ascenso, sobre todo en la mitad oriental y centro peninsular.

Nieve

La nieve caída en las últimas horas y los desprendimientos mantienen tres tramos de carreteras locales cerrados en las provincias de Salamanca y Ávila, según la información de la web de la Dirección General de Tráfico a las 9.20 horas.

En Salamanca hay dos tramos de carretera cerrados por nieve, uno de ellos es la carretera de montaña DSA-180 en la localidad de La Hoya, por la que no se puede transitar a causa de las precipitaciones de estos últimos días.

Del mismo modo, también permanece cortada por la nieve la DSA-191 a su paso por Candelario.

En Ávila la AV-901 está cerrada por desprendimientos producidos a la altura del kilómetro 12, en el municipio de Navatalgordo.

El viento racheado también mantiene en alerta a los conductores por la autovía A-601 en Segovia, zona donde Tráfico advierte de que se transite con precaución.

Finalmente la carretera autonómica CL-631 a la altura de Toreno (León) continúa con cortes alternativos de carriles a causa de obstáculos fijos en la calzada originados por el tiempo.