Entre el viernes y domingo unas cincuenta aldeas y ciudades de Sumatra resultaron afectadas por lluvias torrenciales, aluviones e inundaciones, obligando a cientos de familias abandonar sus hogares.
Inundaciones en Padang, Indonesia entre el 3 y 4 de noviembre de 2018.
© Servicio Nacional de Emergencias
Inundaciones en Padang, Indonesia entre el 3 y 4 de noviembre de 2018.
La ciudad Padang, capital de Sumatra, declaró el estado de emergencia. Siete distritos fueron arrasados por las aguas de lluvias torrenciales el 2 de noviembre,causando la muerte a dos niños. La alerta por mal tiempo continúa.


Tres casas y dos puentes se destruyeron, alrededor de 756 familias resultaron daminificadas y 1400 casas quedaron inundadas, informó Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres.
"El muro que rodea mi casa con las casas vecinas se derrumbó, el agua también inundó los artículos electrónicos y los electrodomésticos", dijo una residente citada por el medio Kompas el 3 de noviembre.
"El esqueleto del puente de hierro, que tiene unos ocho metros de largo y seis metros de altura, que se está construyendo para conectar la aldea de Beringin con Kampung Pulau, fue arrastrado por el agua del río", dijo el jefe de la aldea de Baringin.
En Nagari Koto Sani, las fuertes lluvias inundaron durante toda la tarde hasta el sábado por la noche y desbordaron el río Beringin; en cambio en Jasnidar, un residente dijo que el agua alta lo despertó a las 3 de la mañana con un fuerte rugido fuera de la casa. En el momento del incidente, la mayoría de los residentes estaban dormidos. Informó Posmetro Padang.

Los residentes que viven en la zona costera de Batang Lembang se quedaron en guardia anticipando el desbordamiento el domingo, hasta que las implacables aguas cubrieron los asentamientos antes del amanecer.

"La descarga de agua fue subiendo desde la noche. Así que muchas personas están en guardia. Pero el agua sigue subiendo", dijo el 5 de noviembre Syafri, uno de los residentes de Koto Baru, según Go Aceh.