Traducido por el equipo de SOTT en español

Un hotel se derrumbó el lunes en el este de China, dejando al menos una persona muerta y otras 10 desaparecidas, dijo el gobierno local.
rescue
© Weibo
Se está llevando a cabo una operación de rescate tras el derrumbe de un hotel en Suzhou, China.
Los equipos de rescate habían sacado a siete supervivientes de los escombros del hotel económico Siji Kaiyuan en la popular ciudad turística de Suzhou, según un comunicado en la cuenta oficial del gobierno de la ciudad en las redes sociales.

El gobierno de Suzhou dijo que no estaba "escatimando esfuerzos para tratar a los heridos", y añadió que las autoridades estaban investigando la causa del desastre.

El Siji Kaiyuan se inauguró en 2018 y contaba con 54 habitaciones para huéspedes, así como con un salón de banquetes y salas de conferencias, según su listado en el sitio de viajes Ctrip.

Las imágenes publicadas por la CCTV mostraban a más de una docena de socorristas con cascos en el lugar de la catástrofe, con el revestimiento deformado del hotel visible sobre un montón de escombros.

Las imágenes mostraban vidrios rotos que cubrían el suelo alrededor de los rescatistas, con tuberías que sobresalían de lo que parecían ser partes del edificio que seguían en pie.

El Ministerio de Gestión de Emergencias publicó imágenes de rescatistas sacando de los escombros a un hombre sin camisa con una herida en la pierna en una camilla. Los trabajadores médicos estaban esperando al hombre, que parecía consciente.

El ministerio dijo que hubo que desplegar más de 500 bomberos para llevar a cabo el rescate.

Otras imágenes compartidas por otros medios de comunicación chinos mostraban a una multitud de curiosos grabando el rescate con sus teléfonos.

Suzhou, una ciudad de más de 12 millones de habitantes situada a unos 100 km al oeste de Shanghái, es un destino popular para los turistas atraídos por sus canales y jardines centenarios.

Los derrumbes o accidentes de edificios no son infrecuentes en China, a menudo debido a las normas de construcción poco estrictas o a la corrupción.

El derrumbe de un hotel de cuarentena en la ciudad de Quanzhou, en el sureste del país, el pasado mes de marzo, causó la muerte de 29 personas, y las autoridades descubrieron posteriormente que se habían añadido ilegalmente tres pisos a la estructura original de cuatro plantas del edificio.

En mayo, las autoridades evacuaron uno de los rascacielos más altos de China, el SEG Plaza, en la ciudad sureña de Shenzhen, después de que temblara varias veces durante varios días.

Al menos 20 personas murieron en 2016 al derrumbarse una serie de edificios de varias plantas construidos toscamente y repletos de trabajadores migrantes en la ciudad oriental de Wenzhou. Y en 2019, 10 personas murieron en Shanghái tras el derrumbe de un edificio comercial durante unas reformas.