Traducido por el equipo de SOTT en español

Miles de personas tomaron las calles en dos de las ciudades más grandes de Grecia para protestar por los nuevos mandatos sanitarios, que prohíben el acceso a los no vacunados a muchos espacios públicos y exigen que el personal médico se vacune, así como por los planes para inmunizar a los adolescentes.
athens vaccine mandate protest
© Reuters / Vassilis Triandafyllou
Los manifestantes participan en una protesta frente al edificio del parlamento después de que el gobierno anunciara la vacunación obligatoria para ciertos sectores, en Atenas, Grecia, 14 de julio de 2021.
El miércoles se vieron grandes multitudes de manifestantes en Atenas y Tesalónica, que se contaban por miles, según Associated Press, y algunos gritaban "¡Manos fuera de nuestros hijos!", mientras otros enarbolaban pancartas en las que se leía "decimos no al veneno de las vacunas".


Las protestas se producen a raíz de varias medidas nuevas contra la pandemia, una de las cuales cierra efectivamente todos los lugares públicos cerrados a los no vacunados, incluidos bares, restaurantes, teatros y otros lugares de ocio. La política entra en vigor el viernes y se mantendrá al menos hasta finales de agosto, como parte de un esfuerzo para frenar la transmisión en bares y clubes concurridos, a los que el gobierno ha culpado de un reciente aumento de los casos.

"Después de un año y medio, ya nadie puede alegar ignorancia sobre el coronavirus", dijo el primer ministro Kyriakos Mitsotakis a principios de esta semana. "El país no se cerrará de nuevo por las actitudes adoptadas por ciertas personas... No es Grecia el peligro, sino los griegos no vacunados".


El personal de las residencias de ancianos también estará obligado a vacunarse a partir del 16 de agosto, enfrentándose a una suspensión sin sueldo si no se vacunan. Una norma similar entrará en vigor en septiembre para los trabajadores de todos los hospitales públicos y privados. Las clínicas que incumplan la nueva restricción podrían ser sancionadas con una multa de 50.000 euros.

En otra controvertida medida que empezará a aplicarse el jueves, el gobierno también permitirá que los adolescentes de hasta 15 años reciban la vacuna del coronavirus con el consentimiento de un padre o tutor.

A pesar de su tamaño y energía, las protestas del miércoles parecían ser pacíficas. Aunque en algunas imágenes se veían policías antidisturbios con casco, la presencia de las fuerzas del orden no era evidente en la mayoría de las imágenes que circulaban por Internet. No se registraron enfrentamientos.

El miércoles también se produjeron manifestaciones masivas similares en Francia, donde las multitudes salieron a las calles de todo el país para celebrar el Día de la Bastilla y protestar por la nueva exigencia de vacunas para el personal sanitario. Un "pase sanitario" que se introducirá en agosto también ha avivado la indignación, después de que el presidente Emmanuel Macron se comprometiera previamente a no emitir obligatoriedad de vacunas ni pasaportes.

En las protestas francesas, a diferencia de las de Grecia, se produjeron enfrentamientos con la policía, mientras que algunos manifestantes provocaron incendios, destrozaron edificios y levantaron barricadas improvisadas en las calles.