Traducido por el equipo de SOTT.net en español

En un comunicado, denuncian que "el turismo sexual y otros flagelos son poco investigados y sancionados".

children niño
© Pixabay
Imagen ilustrativa
Varias organizaciones defensoras de los derechos humanos pidieron este martes a la Fiscalía General de Ecuador investigar los casos de explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en el sector turístico, tras un nuevo caso en Guayaquil.

Las asociaciones, entre las que destaca la Alianza por la Niñez y la Adolescencia, explican en un comunicado que han tenido conocimiento de que "en un prestigioso hotel de Guayaquil, un turista de unos 40 años o más ofreció 20 dólares a un niño de aproximadamente nueve años".

Según relatan, las personas que advirtieron de este suceso se pusieron sin éxito en contacto en tres ocasiones con la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (DINAPEN).

"No es la primera vez que denuncias relativas a explotación sexual y turismo sexual infantil giran en torno a este hotel y sus zonas aledañas", agrega el comunicado, en el que se sugiere que "el hotel podría estar al servicio de pedófilos, pues se conoce que los destinos son fijados y preparados de antemano por parte de los promotores de estas actividades".

"Poco investigado y sancionado"
Las asociaciones recuerdan que "el turismo sexual (...) y otros flagelos son poco investigados y sancionados, resultando muy atractivo para pedófilos y pederastas involucrarse en actividades sexuales (...) de forma anónima e impune".
Asimismo, especifican que el perfil "de los solicitantes de este tipo de vulneraciones son hombres maduros, sobre todo jubilados, que buscan a niñas o niños menores de 12 años".

"La falta de información palpable y verificada es la viva muestra de que este flagelo ni siquiera está en el radar de las entidades encargadas de investigarlo, sancionarlo y prevenirlo", lamentan.


Las organizaciones recuerdan que miles de niños y sus familias deben hacer frente en la actualidad a una situación de pobreza agravada por la pandemia, y son muchos los que se han visto obligados a "trabajar, mendigar o salir de sus casas víctimas de malos tratos".

Por todo ello, exigen al Gobierno implementar "un programa para la prevención de delitos de explotación sexual contra niñas, niños y adolescentes en el sector turístico".

El objetivo, insisten, es sensibilizar y capacitar a operadores turísticos de la prevención de este flagelo, así como instruirlos sobre las rutas a seguir en caso de detectar este tipo de vulneraciones.