La iniciativa contempla recompensas para las familias que lleven una vida saludable.
Overweight
© Unsplash / AllGo - An App For Plus Size People
Imagen ilustrativa
El Gobierno británico está desarrollando un programa de recompensas en su lucha contra la obesidad de la población y planea vigilar los gastos en los supermercados y los hábitos de hacer ejercicio de los ciudadanos a través de una aplicación, reporta The Telegraph.

Los detalles del programa, cuyo lanzamiento está previsto para enero del próximo año, aún no quedan claros, pero se estima que las autoridades se dirigieron a decenas de empresas y organizaciones para que se unan a la iniciativa para motivar a los británicos.

Los participantes del programa podrían ganar puntos por comer sano, reducir el consumo de calorías, y hacer ejercicio, para luego canjearlos por descuentos, entradas gratuitas u otros incentivos.


Comentario: Es una iniciativa con un objetivo que suena aparentemente positivo, sin embargo puede establecer un precedente bastante peligroso en el que las personas se irían acostumbrando al seguimiento de sus vidas y sus hábitos por parte de su gobierno.


El primer ministro Boris Johnson atribuyó su propia hospitalización por covid-19 el año pasado al exceso de peso. Según una fuente de The Telegraph, el mandatario sigue una dieta muy estricta y hace ejercicio, y probablemente desempeñará un papel protagónico en esta campaña.

Según los datos de 2019, un 28 % de los adultos en Inglaterra padecen obesidad y un 36 % tienen sobrepeso. Se estima que las enfermedades relacionadas con la obesidad le cuestan 6.000 millones de libras esterlinas (8.250 millones de dólares) al año al Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) y contribuyeron a las tasas de mortalidad por coronavirus.

El año pasado, los ministros calcularon que el NHS podría ahorrar 100 millones de libras esterlinas (137 millones de dólares) si cada persona con sobrepeso adelgazara al menos dos kilos.