La alcaldesa demócrata de San Francisco, London Breed, fue sorprendida junto a la cofundadora de Black Lives Matter (BLM) Alicia Garza, en un evento nocturno a puertas cerradas donde todos los participantes, incluidas ellas, pasaron la noche sin usar tapabocas, tal como lo exige el mandato impuesto por la propia alcaldesa.
London breed
© Wikimedia/@Pax Ahimsa Gethen/CC BY-SA 4.0
La alcaldesa de San Francisco, London Breed, habla en el Día sin Mujer de San Francisco, 8 de marzo de 2017.
Breed, quien ya estaba recibiendo fuertes cuestionamientos debido a las restrictivas reglas impuestas para enfrentar el virus, fue fotografiada el miércoles 15 de septiembre por el San Francisco Chronicle en un evento musical nocturno a puertas cerradas, donde ninguno de los participantes estaba utilizando mascarilla.

Según las estrictas órdenes de San Francisco, anunciadas por Breed en agosto, el Departamento de Salud exige que todos los ciudadanos utilicen mascarillas bien ajustadas en espacios públicos interiores, incluso si están completamente vacunados contra el virus, excepto mientras comen o beben activamente.

Según se puede ver en las imágenes publicadas, Breed y las personas que la acompañaban estaban exultantes bailando y cantando sin respetar ningún tipo de distancia ni utilizando protección facial.

Mariecar Mendoza, una editora del San Francisco Chronicle, publicó en su cuenta de Twitter el jueves un video, que provocó la indignación de sus seguidores:

"Elegí ir a @sfblackcat anoche para mi primer concierto bajo techo desde la pandemia...y esto sucedió", escribió Mendoza, seguido de un video en el que se puede ver a la alcaldesa en la situación descrita anteriormente.

Hace apenas un mes atrás, San Francisco anunció restricciones estrictas para sus residentes, sobre todo para quienes no están vacunados pero también para aquellos que sí están e incluso para los que pueden mostrar tests negativos de COVID.

En ese entonces, la alcaldesa Breed dijo públicamente:
"Esto es para proteger a los niños, es para proteger a los que no pueden vacunarse, es para asegurarnos de que no retrocedamos, es para asegurarme de que nunca tenga que levantarme frente a usted y decir: 'Yo lo siento, sé que acabamos de reabrir y ahora la ciudad está cerrada de nuevo porque estamos viendo morir a demasiada gente'".
Según lo publicado en la orden, San Francisco, que se ha destacado desde el comienzo de la pandemia como una de las ciudades en imponer las más estrictas medidas del país, exige pruebas de vacunación completa para los clientes y el personal en restaurantes, bares, gimnasios y lugares de entretenimiento cubiertos, incluidos conciertos y eventos deportivos, así como distanciamiento social y el uso constante de mascarillas.


A pesar de no haber estado respetando sus propias restricciones, Breed posó para las fotos en el club, sonriendo junto a la fundadora de BLM, Alicia Garza, quien también tenía la cara completamente descubierta.

"El hecho de que no hayamos podido disfrutar de la música en vivo de esta manera desde el comienzo de esta pandemia, lo hizo aún más especial y extraordinario", dijo Breed al Chronicle, manifestando su alegría.

Evidentemente Breed no estaba tomando dimensión de sus actos, ni mucho menos la indignación que generaría en los ciudadanos que se ven presionados todos los días a respetar estrictas normas, las cuales muchas veces van en contra de su voluntad.