Un video que se hizo viral muestra un altercado que ocurrió en la universidad estatal de Arizona, entre dos estudiantes negras activistas del movimiento marxista Black Lives Matter que se acercaron a dos estudiantes blancos para decirles que su presencia las ofendía y que debían retirarse del lugar.
Arizona Student
© Clay Travis/Twitter
Estudiante es acosado en la Universidad estatal de Arizona por ser blanco
Todo comenzó con el video de las estudiantes negras que se acercan grabando a dos jóvenes sentados en una mesa leyendo.

La computadora del primero joven a quien la mujer grabó primero tenía una calcomanía que decía 'La vida de los policías importan', una frase que surgió como respuesta a la demonización de las fuerzas policiales luego de la muerte bajo custodia de George Floyd en la ciudad de Minnesota.

"¿La vida de los policías importa?", preguntó la estudiante negra.

El otro joven que acompañaba a su colega, intervino diciendo: "solo estamos intentando hacer las tareas" y el primero agregó, "Ustedes tienen la misma calcomanía (haciendo referencia a la frase 'las vidas de los negros importan').

La estudiante negra le contestó: "¡Pero este es nuestro espacio!"

Uno de los jóvenes, que también comenzó a grabar el incidente, dijo con sarcasmo: "Tenemos una calcomanía de 'las vidas de la policía importan' y nos están echando, no podemos hacer las tareas".

"Nadie los está echando", contestó una de las activistas, que parecían ser más de dos.

"¡Me acabas de decir que nos tenemos que ir!" contestó molesto el joven.

En ese momento, ambas partes se acusan de que la presencia de cada uno los hace sentir incómodos, a lo cual una de las activistas de BLM afirma tajantemente:

"¡Pero ustedes son blancos! ¿Saben lo que significa un espacio multicultural?", pregunta la estudiante negra aparentemente haciendo referencia a la sala donde estaban, un espacio aparentemente reservado llevar a cabo tareas diversas, pero donde la mayoría de los estudiantes parecían simplemente estudiar.

"¿Ser blanco no es una cultura?", preguntó sorprendido por el planteo de la estudiante negra.

"¡No! ¡El blanco no es una cultura!", le gritó la estudiante negra. "¡Este blanco cree que puede ocupar nuestro espacio y por eso necesitamos un espacio multicultural, porque creen que pueden salirse con la suya!"

Uno de los estudiantes blancos, quien parecía más determinado a confrontar con la situación, les dijo que se iba a quedar sentado ahí todo el tiempo que quisiera y para sacarlo tendrían que ir a buscar a alguien.

Las activistas le aseguraron que conseguirían a alguien que los sacara.

El otro joven, que se mostró más confundido por el planteo, ya que la joven que grababa el video intentaba buscar apoyo de los presentes levantando la voz, preguntó:

"¿Hay algún lugar donde yo pueda ir a estudiar?"

La joven negra, ya usando un tono de voz más elevado, contestó que casi todo el campus estaba 'centrado' en los blancos, que podía elegir cualquier otro piso de la universidad para ir pero que ese era su espacio y que ellos estaba intentando adueñarse del mismo con su 'blancura'.

Ya más envalentonada y gritando, la activista acusó de racista a los jóvenes:
"Eres racista, tu calcomanía es racista, porque policía, eso es un trabajo, puedes elegir ser policía, yo no elegí ser negra... puedes elegir ser policía, puedes elegir matar gente con una placa, y estás protegiendo esa miexxx, lo que significa que eres racista..."
El joven se mostró un poco triste por toda la situación y pidió perdón, diciendo que no era su intención ofenderlas.

"Esto nos ofende automáticamente porque estas personas matan a gente como nosotros, así que ustedes están promoviendo a nuestros asesinos", contestó una de las estudiantes negras.

En ese momento otro estudiante asiático se acercó y le dijo a las estudiantes negras que no debían ofenderse por la calcomanía, lo cual le dio un poco valor al joven que se paró y les gritó:
"No soy racista, sólo estoy estudiando. Pago la misma jodida matrícula que tú. Estoy trabajando 60 horas a la semana mientras voy a la escuela porque mis padres no me dan dinero así como así".
Según Daily Caller, los jóvenes terminaron yéndose de la sala por el acoso de las activistas.

Uno de los usuarios que publicó el video, que amasó casi 5 millones de reproducciones, armó una campaña de donación para el joven pero GoFundme, después de que juntara 3000 dólares, la canceló porque el contenido del video violaba las políticas de conducta prohibida.