El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha informado que la sismicidad en la isla de La Palma continuará aumentando por varias razones asociadas a la actividad reciente del volcán Cumbre Vieja, luego de registrar este el mayor número de temblores desde el inicio de la erupción,.
Volcan la palma
© EFE
Se informó sobre un aumento en el segundo delta lávico y un desbordamiento del lago de lava en la parte superior del cono
La directora del IGN en Canarias y portavoz del Plan de Emergencias Volcánicas de ese territorio (Pevolca), María José Blanco, detalló que existen dos grandes causas para este aumento de número e intensidad de movimientos telúricos.

La primera explicó, se manifiesta en caso de que estuviese ocurriendo "un colapso del sistema en el que se ha acumulado el magma en profundidad, en un entorno que ronda los 30 kilómetros".

El otro proceso que pudiera explicar este aumento de los sismos es "la entrada de nuevo material en el sistema profundo que alimentaría también, directamente, la parte más superficial", describió.

La especialista afirmó que con los datos con los que hasta ahora cuenta el IGN es imposible decantarse por uno de los dos modelos anteriormente descritos.

Por otra parte, este jueves la armada de España se incorporó al Pevolca con la misión de trasladar por mar a los agricultores hacia zonas de cultivo aisladas por la lava para "facilitar el acceso de los regantes a las zonas de cultivos que han quedado aisladas por las coladas de lava", reveló el Gobierno canario.


Respecto a la calidad del aire se informó que en casi todas las estaciones esta se mantiene como buena o razonablemente buena, con excepción de la de Los Llanos de Aridane, la cual en el horario del mediodía suele tornarse regular o desfavorable.

Mientras, con relación a la emisión de lava, la mayor variación registrada esta fecha según el IGN fue un aumento en el segundo delta lávico, y un desbordamiento del lago de lava en la parte superior del cono.

Según informaciones ofrecidas por las autoridades locales, esta jornada el número de hectáreas afectada por las coladas se encuentra en 1005.80, siete más que la fecha precedente.

A lo que se añaden 1.456 edificaciones destruidas o dañadas, "de las cuales 1.179 son de uso residencial, 149 agrícola, 67 industrial, 33 ocio y hostería, 13 uso público y 15 otros usos", a tenor con datos develados por el Gobierno de Canarias.