Traducido por el equipo de Sott.net

Un día después de que Tonga se viera afectada por olas gigantes tras la erupción de un volcán en el océano frente a sus costas, un terremoto de magnitud 6,1 ha sacudido la isla de Papúa Nueva Guinea, según ha informado el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).
graph
El epicentro del terremoto se situó en la región autónoma de Bougainville, a una profundidad de 408 kilómetros, según la agencia. El European Mediterranean Seismological Centre (EMSC) también registró el terremoto, situando su magnitud en 5,8. De momento no se ha informado de víctimas ni de daños significativos.

Papúa Nueva Guinea, un país de nueve millones de habitantes, ocupa la mitad oriental de la isla de Nueva Guinea y un grupo de islas menores en Melanesia, al norte de Australia.

Papúa Nueva Guinea se encuentra a unos 4.700 kilómetros al sureste de Tonga, que fue afectada por un tsunami el sábado, tras una erupción volcánica en alta mar. La erupción envió enormes olas a través del Pacífico, con informes de barcos dañados procedentes de lugares tan lejanos como Nueva Zelanda y California. Se emitieron alertas de tsunami para Japón, Hawai, Alaska y la costa oeste de Estados Unidos. La amenaza de tsunami ya ha desaparecido, pero Tonga sigue cubierta por una nube de ceniza que impide a los aviones de vigilancia evaluar los daños.