El resultado es insuficiente para formar un Gobierno, por lo cual la formación política de Boiko Borisov se verá obligada a formar una coalición.
El exprimer ministro Boiko Borisov
© Twitter @BNNBreaking
El exprimer ministro Boiko Borisov está tratando de ganar un cuarto mandato como primer ministro y promete estabilidad económica a los búlgaros.
El partido conservador del ex primer ministro Boiko Borisov, Ciudadanos por el Desarrollo Europeo, también conocido como GERB, quedó en primer lugar en las elecciones parlamentarias anticipadas en Bulgaria, con un 25,5 % de los votos.

El resultado es insuficiente para formar un Gobierno, por lo cual la formación política de Borisov se verá obligada a formar una coalición.

El antiguo partido en el poder, llamado 'Continuamos el Cambio', se sitúa en segundo lugar según los primeros resultados. El exprimer ministro, Kiril Petkov admitió, la derrota y pidió al GERB que formara Gobierno. Aunque juró que nunca gobernarían juntos.


Al respecto, hasta ocho partidos estarán representados en el nuevo Parlamento del país balcánico, lo que dificultará una vez más la formación de una coalición de Gobierno.

La participación en las elecciones, las cuartas en menos de un año y medio, fue especialmente baja, con apenas un 39 % de los ciudadanos con derecho a voto.

El partido étnico turco "Movimiento por los Derechos y las Libertades", que tiende a cooperar con el GERB, ocupa el tercer lugar con el 13,5% de los votos.

Los miembros de la coalición de gobierno anterior, el Partido Socialista Búlgaro y el Renacimiento prorruso, están obteniendo el 11,3% y el 10,2% de los votos, respectivamente.

Además, es muy probable que "Bulgaria Democrática" ingrese al parlamento con alrededor del 7% de los votos.

Las elecciones anticipadas del domingo se llevaron a cabo después de que una frágil coalición liderada por Petkov perdió una moción de censura en junio.

El presidente Rumen Radev disolvió el Gobierno de Kiril Petkov el 1 de agosto y anunció elecciones anticipadas.

Los cuartos comicios de Bulgaria — que forma parte de la Unión Europea — en 18 meses estuvieron marcados por el conflicto en Ucrania, la inestabilidad política y dificultades económicas en el miembro más pobre del bloque comunitario.